¡Entre fieras! Javier Robles a las puertas del título de bateo

Robles batea para .356, mientras que Walton y Marval .338. El joven de 23 años inició lento en esta temporada, no era titular, pero poco a poco se ganó la confianza del mánager Elvis de la Cruz

Javier Robles fue el mejor Jugador de la segunda Semana de la Liga Profesional. LAPRENSA/ JADER FLORES

Javier Robles pelea el título de bateo entre fieras, uno es de Estados Unidos y el otro de Venezuela. Jamar Walton y Osman Marval son los más cercanos perseguidores, pero el muchacho que ha impactado y se ganó el llamado a la Selección Nacional, les saca 18 puntos al segundo y tercer lugar y está a solo tres partidos de convertirse en el nuevo rey del promedio de esta campaña en la Liga Nacional de Beisbol Profesional.

Robles batea para .356, mientras que Walton y Marval .338. El joven de 23 años inició lento en esta temporada, no era titular, pero poco a poco se ganó la confianza del mánager Elvis de la Cruz y causó mucha sensación en sus 19 juegos consecutivos bateando al menos un imparable. La clave estuvo en la semana del 28 de noviembre al 3 de diciembre, bateó para .471 y lo colocó como segundo mejor en promedio, estando solamente detrás de su compañero Lerys Aguilera. El cubano parpadeó y Robles le arrebató la primera posición.

La racha de Robles fue la más extensa de la presente temporada. Empató en el tercer lugar de las rachas más prolongadas en la Liga Profesional con José Campuzano (Bóer, 2011-12), Dwight Britton (León, 2011-12) y William Vásquez (Gigantes, 2016-17). El récord lo tiene Vásquez con 24 juegos bateando de hit, en 2013-14.

Con la motivación extra tras el nacimiento de su primera hija, Robles piensa en ella todo el tiempo, era el motor que le faltaba para seguir impactando. Su incidencia en el equipo Bóer ha sido fundamental, tan así que es el segundo mayor empujador del conjunto capitalino con 24 carreras, solamente detrás de Aguilera (26).

Robles además se ha ganado una reputación de una brazo temido desde el jardín derecho, y si quiere asegurar la cima tendrá que batear de 3-1 en sus siguientes tres juegos para quedar con .354, Walton y Marval deberán hacer magia en el cajón de bateo si quieren arrebatarle el título al muchacho que es visto más allá de la proyección en una realidad actual.