Alza en la tarifa eléctrica en Nicaragua será inevitable

El encarecimiento de la factura de energía será inevitable, debido a que ese fue el compromiso que el Gobierno adquirió con el BID para contratar un millonario préstamo

tarifa eléctrica, Nicaragua, Subsidio

Todos estos ajustes del subsidio afectarán todos los componentes de la factura: cargos por comercialización, alumbrado público y cargo por energía. LA PRENSA/ARCHIVO

Aunque el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) informó el 22 de diciembre que en el primer trimestre de este año la tarifa eléctrica se mantendría invariable, el encarecimiento de la factura de energía será inevitable para más de 800 mil consumidores de energía, debido a que ese fue el compromiso que el Gobierno adquirió con el BID para contratar un millonario préstamo.

En diciembre la Asamblea Nacional aprobó un decreto presidencial de un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyo desembolso está condicionado a que “a partir de 2018” el Gobierno impulse reformas en el mercado eléctrico, que implicarán como primera medida la eliminación de la tarifa residencial de 2005, que servía de referencia a la hora de calcular el subsidio que reciben todos aquellos hogares que consumen menos de 150 kilovatios hora mensual.

Ahora el subsidio tendrá como referencia el precio real de la energía, el cual está expuesto al vaivén de petróleo, que terminó el año pasado en más de 60 dólares el barril, no visto hace 30 meses.

Lea además: En la región centroamericana el acceso a la energía eléctrica se ve como un negocio

Los economistas han advertido que al desaparecer la tarifa congelada que se usa para calcular el subsidio implicará que los usuarios vean subir el pago de sus facturas.

Así se reducirá el subsidio

Asimismo el Gobierno se comprometió con el BID a reducir el porcentaje que reciben en subsidio los usuarios de menos de 150 kilovatios. Actualmente, el Gobierno subsidia el 52.8 por ciento del cargo por energía en la factura, por lo que a partir de 2018 y hasta 2020 este nivel de subvención se mantendrá solo para los que consumen menos de 100 kilovatios hora.

En tanto, todos aquellos usuarios que en su casa consuman más de 100 kilovatios mensuales a partir de este año verán reducir gradualmente el subsidio cada año hasta el 2022. La merma se aplicará por cada 25 kilovatios adicionales a los 100.

Así, por ejemplo, si en un mes un hogar consume 125 kilovatios, el Gobierno solo subsidiará el 50 por ciento del cargo por energía, pero si el consumo es igual a 150 la subvención será de 40 por ciento, en lugar de 52.8, que hasta diciembre pasado recibían todos los que consumieran menos de 150 kilovatios.

Puede leer: Economía se debilitará con la reducción de los subsidios eléctricos en el 2018

El objetivo del Gobierno es que para el 2022 todos los usuarios con consumo de entre 100 y 150 kilovatios vean reducido sustancialmente el porcentaje que se subsidia en la factura de los hogares. El subsidio de estos usuarios al término del plan de ajuste será del 25 por ciento del cargo por energía, en lugar del 52.8 por ciento hasta el año pasado.

servicio de energía, Disnorte-Dissur, tarifa eléctrica, Nicaragua, Subsidio
LAPRENSA/ARCHIVO

Más ajustes

Y aunque el Gobierno prevé mantener invariable hasta el 2020 el porcentaje del subsidio que reciben los que consumen menos de 100 kilovatios, al año siguiente aplicará reducción gradual. En 2021 estos solo recibirán un subsidio del 50 por ciento del cargo por energía y para el 2022 se habrá reducido a 45 por ciento para los que consumen 100 kilovatios y los de 50 kilovatios el subsidio se mantendrá igual que en 2021.

También: Enatrel tendrá menos presupuesto en el 2018

Todos estos ajustes del subsidio afectarán todos los componentes de la factura: cargos por comercialización, alumbrado público y cargo por energía, este último principal componente del cobro por electricidad en los hogares.

Se incrementará el IVA a los que más gasten

Y para los hogares que consuman entre 151 y 300 kilovatios, el ajuste consistirá en la eliminación de la reducción de la alícuota del Impuesto al Valor Agregado.

Hasta el año pasado, todos los que se encontraban en ese rango de consumo,  el IVA estaba exonerado y tras la reforma  se comenzará a cobrar siete por ciento este año y se incrementará a 15 por ciento al término del periodo de ajuste.

También: Opciones de pago que tienen los usuarios en el servicio de energía

El economista Adolfo Acevedo, basado en cifras del BID, estima que debido a todo el ajuste en el subsidio eléctrico, solo este año del bolsillo de los hogares saldrán 214.56 millones de córdobas y una vez que se haya completado el proceso de reducción en 2022 esta salida de dinero ascenderá a 1,108.38 millones de córdobas.

Estos ajustes también afectarán a los jubilados, que reciben una subvención adicional en sus facturas. Todos aquellos que facturen más de 300 kilovatios mensuales ya no recibirán ningún tipo de subvención.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: