Nicaragüenses, los más deportados de Panamá en 2017

Cifras de nacionales deportados, expulsados o retornados supera a colombianos y venezolanos, según reportes oficiales de Panamá

LA PRENSA/ARCHIVO/EFE

Los nicaragüenses aparecen como los ciudadanos más deportados o expulsados por Panamá durante 2017, según datos del Servicio Nacional de Migración

Una publicación por internet del diario local Panamá América durante el recién finalizado año fueron deportados 1,271 ciudadanos nicaragüenses.

Según Panamá América durante 2017 ese país del sur centroamericano llevó a cabo medidas migratorias contra 3,933 extranjeros que fueron localizados residiendo en ese territorio de manera irregular.

Y de ese total los ciudadanos oriundos de Nicaragua estuvieron a la cabeza bajo la modalidad de expulsiones, deportaciones o retornados.

La cantidad estuvo muy por encima de los ciudadanos procedentes de Colombia con 957 casos, venezolanos con 885.

Lea también: ¿Qué hacen los nicas migrantes en el exterior?

En mínima cantidad fueron víctimas de esta disposición migratoria de las autoridades panameñas ciudadanos oriundos de República Dominicana con 179 casos o cubanos con 144.

El diario panameño menciona que el reglón más elevado que reporta el Servicio Nacional de Migración panameña está vinculado con permanecer en ese país de forma Irregular con 1,699 casos; seguido de situación económica con 862; estadía vencida con 602; ingresar al país de manera irregular con 339; constituir una amenaza para la seguridad colectiva 191 casos; y por haber sido condenado y cumplió pena por delito doloso con 119 personas.

La publicación explica que entre las causas que ameritan la expulsión de un migrante está atentar contra la seguridad pública, incurrir en conducta contra la moral y el orden público, permanencia en ese territorio como indocumentado o Irregular, evasión de puesto de control.

Igualmente que sea identificado que labora sin permiso, víctima de tráfico, delito de blanqueo de capitales, o haber incurrido en cualquier otra conducta que determine la Ley.

Es de destacar que a finales de 2017, el defensor de derechos humanos Manuel de Jesús Ávila, reportó a LA PRENSA a través de correo electrónico, que estaban recibiendo muchas denuncias de nicaragüenses explotados en la modalidad de trata, estafa, engaños, falsas promesas de trabajo y explotación sexual.

Ávila mencionó a finales de noviembre pasado que por lo menos había conocido sobre ocho casos de nicaragüenses, que quedaron sin documentos y sin recursos, después que un subcontratista los denunció ante la Policía de ese país.
Los nicaragüenses aparentemente eran explotados laboralmente y con la venia de policías locales les quitaron los pasaportes, bajo el argumento que los nacionales continuaran trabajando en dichos proyectos.
Sin embargo, al finalizar las labores lo que hicieron los subcontratistas fue despedirles sin que les hubiesen cancelado sus honorarios.

1,271
nicaragüenses fueron deportados por el Servicio Nacional de Migración de Panamá, durante el recién pasado año, según datos estadísticos publicados por esa institución.

Caso de procesados

El 25 de septiembre del año pasado familiares de Yasser Addiel Soto Henríquez, Yamil Moreno González y Pedro Joaquín Acevedo, nicaragüenses que trabajaron en el área de la construcción en Panamá denunciaron que enfrentaban un proceso judicial por supuesta extorsión luego que la empresa para la cual trabajaban evadió el pago de sus salarios acusándolos por la vía judicial.

Los parientes de los nicas aseguran que junto a dos venezolanos fueron apresados pese a que tenían testigos que laboraban para un proyecto de 23 viviendas, en una comunidad llamada Bahía Honda, en la Provincia de Los Santos,.

En esa ocasión sus familiares aseguraron que aunque pidieron apoyo del gobierno nadie los escuchó.