Diego Costa, gol y susto en una victoria contundente del Atlético

El Atlético de Madrid derrotó por 4-0 al Lleida en una muestra de contundencia ofensiva en la primera parte y con el protagonismo absoluto en la segunda del hispanobrasileño Diego Costa

Diego Costa marcó el gol en el primer balón que tocó. LAPRENSA/ EFE

El Atlético de Madrid derrotó por 4-0 al Lleida en una muestra de contundencia ofensiva en la primera parte y con el protagonismo absoluto en la segunda del hispanobrasileño Diego Costa, que regresó con un gol y un susto en forma de fuerte golpe en una rodilla en la misma jugada.

El conjunto rojiblanco prácticamente sentenció la eliminatoria de los octavos de final de la Copa del Rey en el Camp dEsports ante un Lleida que ofreció una buenísima imagen, con varias ocasiones en la primera mitad, que no le sirvió de nada por los goles del uruguayo Diego Godín y de Fernando Torres.

En la segunda, detacó la entrada de Costa, su gol y el golpe que sufrió debajo de la rodilla derecha en la misma acción, el debut de Víctor Machín Vitolo y las buenas conexiones que se pudieron intuir entre el juego de las dos incorporaciones y del francés Antoine Griezmann, que marcó el cuarto de falta directa.

Formentera despierta del sueño

El Deportivo Alavés ha dejado encarrilada la eliminatoria de los octavos de final de la Copa del Rey al derrotar 3-1 a la Sociedad Deportiva Formentera con dos goles del internacional bosnio Sub-21 Ermedin Demirovic, que debutaba con el primer equipo albiazul, y otro del hispano-marroquí Munir El Haddadi.

El Alavés reaccionó con prontitud después de que el Formentera marcara el gol del empate (1-1) en la primera parte, a través de Javi Rosa, que igualaba el anotado por Demirovic, y sentenció en el tramo final del partido.

El 3-1 pone la eliminatoria muy cuesta arriba para el conjunto de Tito García Sanjuán, que ve roto su sueño de llegar con opciones al partido de vuelta en Mendizorroza.

El equipo formenterense saltó a su campo, de césped artificial, con la lección muy aprendida y que sus esforzados futbolistas, jornaleros del balón, repiten de memoria.

Se trata de mantener el orden defensivo, no venirse abajo si encajan un gol en los primeros minutos, y esperar su oportunidad.

Detalles del juego

Así le plantearon serios problemas al Sevilla de Sampaoli hace un año, y de la misma manera, eliminaron al Athletic en los dieciseisavos del torneo con un gol en el minuto 95 que enmudeció San Mamés.

Esta vez, enfrente estaba el renacido Alavés del «Pitu» Abelardo, subcampeón de la Copa, y que como dijo el técnico local Tito García Sanjuán en la víspera del partido, venía con la lección aprendida y sin fiarse, para nada, de las dos categoría de diferencia que separan a ambos conjuntos.

Al Formentera le costó un mundo enlazar dos o tres pases seguidos y no solo por la presión asfixiante de su rival en todas las zonas del campo, sino que también porque el juego técnico y preciosista no está en los genes de un equipo que hace historia única y exclusivamente de la mano de la épica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: