La pobreza vulnera los derechos humanos, dice Comisión Interamericana

La pobreza por sí misma es una violación a Derechos Humanos que a su vez facilita la violación de otros Derechos Humanos, señala el especialista en derechos humanos, Uriel Pineda

La pobreza en Nicaragua y el espíritu de compartir en Navidad. LA PRENSA/ TOMADA DE INTERNET

La pobreza en Nicaragua lesiona los derechos humanos. LA PRENSA/ TOMADA DE INTERNET

La pobreza y pobreza extrema habrían empezado a aumentar en el hemisferio y que de comprobarse la región estaría retrocediendo a lo alcanzado en años recientes, cuando presentó los más grandes avances mundiales en el tema, revela un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“La tendencia es alarmante. La región estaría caminando en el sentido contrario a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015-2030), aprobado por Naciones Unidas, cuya meta número 1 es erradicar la pobreza”, dice la CIDH en su informe Pobreza y derechos humanos en Las Américas publicado a fines de 2017. Y menciona que otros organismos de Naciones Unidas, como la FAO y el PNUD, también han manifestado preocupaciones similares.

“La pobreza constituye un problema que se traduce en obstáculos para el goce y ejercicio de los derechos humanos en condiciones de igualdad real por parte de las personas, grupos y colectividades que viven en dicha situación”, indica el informe.

Lea También: Gobierno mira menos pobreza.

La pobreza redunda en injusticia social y marginación, aseguró el director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión, quien señaló que esto representa violación a los derechos humanos económicos sociales y culturales. “A mayor pobreza, menor posibilidad de gozar de derechos humanos plenamente”, afirmó Carrión.

Insatisfacción de necesidades básicas

El especialista en derechos humanos, Uriel Pineda, refiere que “existe una relación inherente entre pobreza y violación a Derechos Humanos, la pobreza por sí misma es una violación a Derechos Humanos que a su vez facilita la violación de otros Derechos Humanos”.

La pobreza implica la insatisfacción de necesidades básicas como acceso a salud, educación, vivienda, agua y trabajo entre otras y la falta de “diligencia del Estado” para garantizarlas se convierte en una violación a Derechos Humanos, manifestó Pineda. “Al politizar los programas gubernamentales de alivio a la pobreza, el régimen juega con la dignidad de los pobres en este país, pero más grave aún, es el hecho que al no existir información, al desconocerse el impacto de los programas, al no existir la posibilidad de cuestionar la eficacia de estos o recomendar acciones para mejorar el impacto desde sociedad civil, el régimen está condenando a más generaciones de nicaragüenses a vivir en la pobreza”, sostuvo Pineda.

Además: Banco Mundial se distancia de nuevas cifras de pobreza en Nicaragua.

El asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, consideró que en Nicaragua han faltado políticas públicas que disminuyan la brecha entre los sectores vulnerables con los más favorecidos.

Trabajo es un derecho

El secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva Sánchez señala por su parte como sector más vulnerable la clase trabajadora pues ante la falta de trabajo ha aumentado el sector informal.

“El tema de la pobreza está íntimamente relacionada al derecho al trabajo”, estimó Leiva quien señala que en el país no solo hace falta estabilidad laboral, sino salario digno.