Activistas opositores sufren atentado en San José de Bocay

Nixan Zambrano se debate entre la vida y la muerte ya que las balas le perforaron el hígado y el colon. Erika Rocha salió ilesa del ataque

fraude electoral

Erlis Tórres denuncia que el FSLN le robó alcaldia de San Jose de Bocay. LA PRENSA/ E. CHAMORRO

Nixan Zambrano se debate entre la vida y la muerte en el hospital de San José de Bocay tras ser atacado la noche de este martes por pistoleros junto a su acompañante Erika Rocha, en la comunidad La Aguja, ubicado entre El Cuá y San José de Bocay, en Jinotega. Ambos viajaban a bordo de una motocicleta.

Las víctimas de los pistoleros son cercanos colaboradores de Erlis Torres, excandidato a la alcaldía por Ciudadanos por la Libertad, de San José de Bocay, quién señaló que el ataque puede ser un mensaje a su persona por haber denunciado el fraude electoral y el robo de la alcaldía que asegura que ganó en las municipales de noviembre de 2017.

Las balas que penetraron en el abdomen de Zambrano, según Torres, le perforaron el hígado y el colon lo cual lo mantiene en estado crítico.

Lea además: Erlis Torres denuncia fraude electoral en Estados Unidos

«Yo solamente le pido a la policía una investigación profesional y exhaustiva de lo contrario esto dejará muchas dudas y especulaciones de ese criminal ataque ya que se trata de dos personas que colaboran muy de cerca conmigo e incluso Nixan fue uno de los que trabajó en la elaboración del informe de las denuncias de los fraudes que yo presenté en diciembre en Washington», denunció Torres.

«Esto no puede ser un asalto porque ellos incluso traían dinero y los asaltantes solo dispararon y luego se corrieron o sea que su misión era matar», denunció Torres.

Lea también: Denuncian militarización en municipios donde opositores aducen que hubo fraude

Erika Rocha relató a LA PRENSA que al momento que los pistoleros les disparaban ella logró tirarse de la moto en que ambos se transportaban, saliendo ilesa del ataque. «Dios me salvó si yo no me he tirado y corrido fuera una victima de esos criminales que por gracias de Dios se corrieron en dirección contraria donde yo corrí», dijo la mujer.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: