Familiares piden mayor investigación de múltiple crimen en Río Blanco

Una mayor investigación policial del asesinato de Juan Valerio Escoto Garzón y su familia solicitaron parientes boaqueños del occiso

Una mayor investigación policial sobre el asesinato de Juan Valerio Escoto Garzón y su familia solicitaron los parientes boaqueños del occiso, quienes creen que Freddy Cruz García no actuó solo en el múltiple asesinato.

Este martes, Cruz García admitió ante un juez de Matagalpa que había cometido el crimen múltiple la noche del 28 de diciembre en la finca San Antonio, propiedad de Escoto, en la comunidad El Martillo, en la Reserva Natural Cerro Musún, del municipio de Río Blanco. El móvil fue el robo.

Según Ángela Obando Suárez, tía de Escoto Garzón, los padres del fallecido no regresan a la pequeña finca, pues temen que los cómplices del asesino aparezcan.

Cruz García mató a garrotazos a Juan Valerio Escoto Garzón, de 42 años; la esposa de este, Adela del Carmen López Guzmán, de 40, y la sobrina de ambos, Geyling Judith Escoto Castillo, de 10. En tanto, a Lindsay Iveth Escoto López, de 9, hija de la pareja, la estranguló.

Puede interesarle: Sepultan al cafetalero y a su familia que fueron asesinados en Río Blanco, Matagalpa

“Mi familia está sufriendo mucho desde que hubo ese asesinato, ellos no comen, no cocinan y la finca está abandonada porque tienen miedo, porque ellos creen que el asesino no dice la verdad, porque ha cambiado la versión varias veces”, relató Obando Suárez.

Para la tía del occiso, “solito no puede hacer tantas cosas, (matar) al marido, la esposa y las dos niñas (…) queremos que diga la verdad, saber con quién más participó de ese asesinato, porque estamos en duda toda la familia”.

“No nos sentimos convencidos, con la versión que da, porque a garrotazos murieron todos, pero como puede ser que a todos los garroteó al mismo tiempo, y luego estrangular a la otra niña, eso no lo puede hacer solo una persona al mismo tiempo, eso es lo que nosotros no creemos”, dijo vía telefónica Juan Escoto Obando, padre del fallecido.

Lea también: El cafetalero y su familia fueron asesinados en Río Blanco por robarle 1,400 córdobas y un celular