Hombre prometió que había cambiado y terminó asesinándola en Sébaco, Matagalpa

Ericka María Gutiérrez Treminio, de 43 años, murió este martes creyendo en las promesas de cambio que le hizo su pareja Danny Meza Ruiz, quien está siendo procesado por femicidio en Matagalpa

Danny Meza Ruiz culpable de la muerte de Ericka María Gutiérrez Treminio. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

Ericka María Gutiérrez Treminio, de 43 años, murió este martes creyendo en las promesas de cambio que le hizo su pareja Danny Meza Ruiz, quien está siendo procesado por femicidio en Matagalpa. Él la mató de una puñalada en el pecho que le perforó un pulmón. 

La pareja procreó dos hijos, uno de 20 años y otro de 19. El menor de ellos habría presenciado el crimen, según la acusación que este jueves presentó la Fiscalía en Matagalpa, la cual fue admitida por la juez especializada en violencia de género, Ivania Sancho Centeno.

Le puede interesar: Entierran a mujer que fue asesinada de una cuchillada por su expareja en Sébaco

La fiscal auxiliar Betty Flores Olivas relató en la audiencia preliminar que por 24 años la pareja sostuvo una relación de hecho estable pero que, desde el principio, Meza “siempre ejerció diferentes expresiones de violencia” contra Gutiérrez. La agredía, amenazaba, humillaba y denigraba, hasta que en 2015 ella lo denunció ante la Policía.

Ericka María Gutiérrez Treminio, de 43 años, fue asesinada frente a su casa. LA PRENSA/Cortesía/Canal 87
Ericka María Gutiérrez Treminio, de 43 años, fue asesinada frente a su casa. LA PRENSA/Cortesía/Canal 87

En la acusación, la Fiscalía mencionó que el 21 de abril de 2015, la juez Sancho condenó a Meza a cuatro años y ocho meses de prisión; condena que fue reformada por la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de la Circunscripción Norte a dos años y ocho meses de prisión, la cual fue ratificada, por recurso de casación, por la Corte Suprema de Justicia.

Lea también: Acusan de femicidio al hombre que supuestamente mató de una cuchillada a su expareja en Sébaco

“Aun así, la víctima (Gutiérrez), inmersa siempre en el ciclo de violencia, por el apego emocional hacia el acusado, lo aceptó nuevamente en su casa y continuaron su relación de pareja, esto a pesar que la víctima, en su momento, recibió también terapia psicológica”, dijo la fiscal Flores.

Agregó que, al mediodía del 2 de enero recién pasado, la pareja y su hijo de 19 años estaban en su casa en el barrio Wilmer Icabalceta, de la ciudad de Sébaco, pero Gutiérrez le dijo al hombre “que se fuera de la casa, que ya no quería nada con él”.

El femicida de Sébaco ya había sido condenado por violencia. LA PRENSA/ Luis E. Martínez
El femicida de Sébaco ya había sido condenado por violencia. LA PRENSA/ Luis E. Martínez

Círculo de violencia

“El acusado, con ánimos de seguir manteniendo la relación de pareja con la víctima y que a pesar de haber estado privado de libertad no modificó sus patrones de conducta y, sin importar también que su hijo estaba ahí, reaccionó de manera violenta…», relató la fiscal.

Meza tiró al piso un equipo de sonido y un televisor, propiedad de Gutiérrez, y se fue a la cocina a agarrar un cuchillo. La mujer quiso huir, pero él la alcanzó en un portón, asestándole la cuchillada en el pecho, la cual perforó un pulmón y provocó una “hemorragia masiva intra toráxica”, por la que ella murió cuando era llevada a un centro de salud.

Lea además: Familiares piden mayor investigación de múltiple crimen en Río Blanco

En la audiencia preliminar, Meza no tuvo abogado. La juez Sancho, admitiendo la acusación, le impuso la medida cautelar de prisión preventiva y orientó girar oficio a la Defensoría Pública para que lo represente, programando la audiencia inicial para el 15 de enero próximo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: