Yanquis apuntan alto en la próxima temporada

Una temporada después de haber quedado a una victoria de la Serie Mundial, los Yanquis parecen listos para intentarlo de nuevo, ahora con más fuerza, literalmente.

Aaron Judge disparó 52 jonrones en el 2017, un récord para un novato. LA PRENSA/ARCHIVO

Una temporada después de haber quedado a una victoria de la Serie Mundial, los Yanquis parecen listos para intentarlo de nuevo, ahora con más fuerza, literalmente.

Haber extraído desde los Marlins el poderoso bate de Giancarlo Stanton restaura el estatus de potencia para el plantel neoyorquino que el año pasado tuvo una exitosa transición con base en jóvenes talentosos como Aaron Judge, Gary Sánchez y Luis Severino.

Sin embargo, haber agregado la devastadora fuerza de Stanton, autor de 59 jonrones en el 2017, ha elevado el nivel de expectativas para un equipo que ahora no solo pretende avanzar al clásico de otoño, sino también ganarlo.

Aun así, ¿qué incógnitas rodean a los Yanquis antes de levantarse el telón en los entrenamientos primaverales en Tampa, Florida?

Boone bajo escrutinio

La primera tiene que ver con su mánager Aaron Boone, quien pese a su notable carrera como big leaguer, a su linaje beisbolero y a su popularidad en Nueva York por haber enterrado a Boston con un dramático jonrón en el 2003, no ha dirigido un juego a ningún nivel.

No obstante, Boone fue el más destacado en las entrevistas a seis candidatos. Es excelente comunicador (lo probó como analista en ESPN), domina la analítica del juego y no luce abrumado ante la nueva responsabilidad. Al contrario, parece disfrutar el nuevo reto.

En la medida que los Yanquis le den duro a la bola, sus relaciones con la gerencia y los fanáticos irán bien. Pero cuando los cañones flaqueen, habrá muchos ojos pendientes de sus decisiones.

Los Yanquis aún no tienen tercera ni segunda base titular. Y aunque los prospectos Miguel Andújar y Gleyber Torres son sólidos candidatos a lo interno de la organización, no se descarta que aún llegue ayuda desde el exterior.

Ambos son buenas opciones. Torres es el mejor prospecto de los Yanquis y el número dos del beisbol. Es un infielder de excelente defensa y brazo poderoso. Y bateador con potencial para promedio alto. Andújar bateó .315, con 16 jonrones y 82 remolques en AA y AAA.

Tampoco se descarta a Ronald Torreyes, Thairo Estrada y Tyler Wade, pero todavía no se ha dicho la última palabra al respecto.

¡Ese swing!

Greg Bird era un prospecto mejor valorado hasta el 2015 que Aaron Judge y Gary Sánchez, pero las lesiones redujeron su tiempo de juego. Su potente swing parece perfecto para el Yankee Stadium, pero necesita jugar más seguido.

Los Yanquis han buscado al lanzador derecho Gerrit Cole de Pittsburgh, conscientes de que podrían necesitar ayuda en su rotación para no fallar en este 2018. Aún así, disponen de Masahiro Tanaka, Luis Severino, Sonny Gray, CC Sabathia y Jordan Montgomery.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: