Real Madrid golea y Barcelona empata en octavos de la Copa del Rey

El Real Madrid cerró prácticamente la eliminatoria copera, en el partido de ida de los octavos de final, gracias a dos penaltis, materializados por Bale, e Isco, y otro gol en la prolongación de Mayoral

Lucas Vázquez recibió uno de los penaltis. LAPRENSA/ EFE

El Real Madrid cerró prácticamente la eliminatoria copera, en el partido de ida de los octavos de final, gracias a dos penaltis, materializados por Bale, e Isco, y otro gol en la prolongación de Mayoral, que no esconden su pobre juego frente a un Numancia que hizo méritos para un mejor resultado.

Le costó entrar en el partido a la segunda versión del Real Madrid ante un Numancia que no se amilanó y que fue mejor que su rival en el primer cuarto de hora.

En este arranque, el equipo madridista pecó de lentitud en las circulaciones de balón mientras el Numancia supo aprovechar su presión adelantada, con Diamanka por delante de los dos medios centros, para generar peligro.

Diamanka, entrando al primer palo en un saque de esquina, estuvo cerca de dar un susto a Casilla. Y un minuto después, Higinio sentó a Theo dentro del área para chutar cruzado. El balón se perdió, con Casilla superado, por centímetros pegado al palo.

La reacción madridista llegó en un hueco por la banda izquierda que aprovechó Lucas Vázquez, pero que chutó sin la dirección correcta (min. 18).

Tras el acercamiento, el Madrid empezó a tocar con más criterio, con aperturas especialmente a la banda derecha, donde se ofreció Carvajal.

Cumplida la media hora llegó la polémica. El árbitro dejo seguir el juego por un derribo de Theo Hernández a Dani Nieto (min. 30) muy protestado. Sí señaló penalti, cuatro minutos después, en un derribo de Carlos Gutiérrez a Lucas Vázquez. El penalti, con paradiña, lo transformó Bale (min. 34), poco participativo por lo demás durante este tiempo.

En la réplica, tras una nueva incorporación de Carvajal, Lucas Vázquez perdonó el segundo, en un remate que lanzó a las nubes, con todo a favor (min 52), estorbado por el lateral madridista.

El Numancia apretó pero la expulsión de Diamanka (min. 59), por doble amonestación, terminó puso más cuesta arriba el partido. Pero no perdió la fe y pudo encontrar la recompensa en un remate desde lejos de Iñigo Pérez. El balón, superado un adelantado Casilla, pegó en el travesaño (min. 75) pero votó dentro del campo.

Isco pudo llevar la tranquilidad a las filas madridistas pero su remate forzado se le fue por encima del larguero (min. 82). En el sprint final otro penalti señalado por el colegiado permitió a Isco encarrilar el encuentro y otro gol en el descuento de Mayoral dejar cerrada prácticamente la eliminatoria copera.

Sin Messi, Suárez e Iniesta

Celta y Barcelona aplazaron hasta la próxima semana en el Camp Nou el desenlace de la eliminatoria de los octavos de final de la Copa del Rey después de empatar (1-1) en Balaídos, en un encuentro en el que el conjunto catalán, con muchas novedades en su equipo titular, solo fue superior en la segunda mitad.

Juan Carlos Unzué, entrenador céltico, trazó el partido con toda su artillería; el único no habitual fue el portero Sergio. Más revolucionario fue Ernesto Valverde: colocó al joven Arnáiz como delantero centro, rodeado por Aleix Vidal, Denis Suárez y André Gomes. Sin Messi, Luis Suárez e Iniesta, y alertado de la idea del Celta de buscar la posesión de la pelota, metió músculo para afrontar el encuentro.

Salió el Celta sin complejos, con Lobotka como brújula, presto para robarle el balón al Barcelona y marcar el ritmo de partido. E intuyó que solo con velocidad podría cuartear la defensa del equipo menos goleado de la Liga. Lo intentó nada más comenzar con una triangulación que no culminó Aspas porque Semedo estuvo rápido.

Tiró el Barcelona de paciencia. No se alteró ante el empuje gallego. Sin sus clásicas combinaciones electrizantes, lanzó un primer aviso con un desdoblamiento de Semedo por la banda derecha que finalizó con un cabezazo forzado de André Gomes. Poco después, tuvo su recompensa: gol de José Arnáiz (15) en un contragolpe de área a área, con el Celta descolocado que después empató con la diana de Sisto (31).