Madre de embarazada acusada tras elecciones, demanda cese de boleo con el caso

Desde la última audiencia, cuando fue establecida la fecha del juicio oral y público para el 8 de enero, las autoridades judiciales han cambiado varias veces la misma, lo que le ha causado a Ríos problemas de salud por estrés dado su estado de embarazo

acusada

Halida Britton junto a su hija Jesica Ríos denunciaron en noviembre pasado en la CPDH, la captura anómala de Hallida Ríos. LA PRENSA/ARCHIVO

Halida Mercedes Britton Ríos, madre de Hallida del Socorro Ríos Britton, demandó que las autoridades judiciales definan la fecha de la audiencia de juicio oral y público, para que pueda definirse la situación de su hija, acusada en el proceso.

Explicó que desde la última audiencia cuando fue establecida la fecha del juicio oral y público para el 8 de enero, las autoridades judiciales han cambiado varias veces la misma, lo que le ha causado a Ríos problemas de salud por estrés dado su estado de embarazo.

Ríos es una de las siete personas capturadas en Corn Island, Caribe Sur, posterior a las elecciones municipales el 7 de noviembre del año pasado, a quienes acusan por supuesto robo agravado y destrucción a la propiedad.

Según sus familiares, pese a que un juez le cambió la medida cautelar por presentación periódica en los tribunales cada quince días, persiste el riesgo de aborto debido a que la situación emocional en que esta permanece que le provocan contracciones prematuras.

Aseguran que ninguna autoridad le sabe explicar lo que ocurre y se limitan a decir que es por «orden presidencial», esto lleva a Britton a preguntar «¿por qué el ensañamiento con ella?».

Lea también:  Hay diferencia al investigar los casos ocurridos tras votaciones municipales

Una familiar de la acusada criticó que inicialmente un juez le programó audiencia de juicio para el 8 de enero, pero el 3 de diciembre les informaron que el juicio lo habían cambiado para el 8 de febrero, luego el 15 de diciembre les notificaron que el caso pasó a los magistrados porque la juez a cargo se excusó de conocer la causa.

Por tanto será hasta que los magistrados determinen a qué juzgado le corresponderá tramitar el caso, cuando esta será llevada a juicio, lo que es motivo de inestabilidad emocional para la joven.

La madre de la acusada señaló que la acusación no tiene fundamentos pues se centra tan solo en que esta es autora intelectual de un supuesto robo agravado, del cual la Fiscalía únicamente presenta a un testigo.

«Tienen que demostrar qué se robó y nada», dice la madre de Ríos.