El exvicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras, permanecerá en la cárcel

El Tribunal Supremo de España determinó que existe riesgo de reiteración de los delitos de rebelión, sedición y malversación por los que es investigado, en relación con el proceso independentista promovido en Cataluña

Oriol Junqueras, Cataluña

El exvicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras, se encuentra en prisión preventiva sin fianza desde el 2 de noviembre. LA PRENSA/AFP

El Tribunal Supremo español denegó este viernes la puesta en libertad del exvicepresidente de Cataluña Oriol Junqueras, al considerar que existe riesgo de reiteración de los delitos por los que es investigado -rebelión, sedición y malversación- en relación con el proceso independentista promovido en esa región.

Junqueras, candidato del partido ERC (republicanos de izquierda) a presidir el próximo gobierno regional catalán, se encuentra en prisión preventiva sin fianza desde el 2 de noviembre pasado por orden judicial.

En un auto dictado este miércoles, los tres magistrados encargados de revisar su recurso admiten que defender la independencia catalana es legítimo, pero ha de hacerse sin cometer delito. En este sentido, consideran por unanimidad que Junqueras podría reincidir en las infracciones delictivas citadas.

Tras escuchar este jueves los argumentos de Junqueras y su abogado, los jueces argumentan que no cuentan con datos para pensar que el recurrente tenga la intención de abandonar la vía seguida hasta ahora para alcanzar la secesión de manera unilateral, es decir, al margen de la Constitución y las leyes españolas, que lo impiden. En este punto, aseguran que “no puede hablarse de presos políticos” en esta caso. Además, valoran que existen indicios de esos delitos.

Lea además: El destituido presidente catalán pide a Mariano Rajoy restituir a su gobierno regional

También señalan que el ejercicio de algunos cargos políticos no supone la impunidad, en alusión a que Junqueras resultó elegido diputado en las elecciones regionales catalanas del 21 de diciembre pasado.

Investigaciones

Lo que se investiga es si Junqueras, según el auto, lideró un plan de declaración unilateral de independencia en contra de las resoluciones del Tribunal Constitucional, y se alzó contra el Estado español, contra la Constitución, contra el Estatuto de Autonomía de Cataluña y contra el resto del ordenamiento jurídico.

Ese comportamiento constituye “un hecho ilegítimo, gravísimo en un Estado democrático de Derecho”, advierten los jueces.

El auto señala que los indicios sitúan a Junqueras defendiendo la declaración de independencia fuera de cualquier vía de Derecho y anunció la firme voluntad de incumplir las decisiones del Tribunal Constitucional.

Puede leer: Tras las elecciones, la incertidumbre persiste en Cataluña

Mientras Junqueras y el exconsejero regional de Interior Joaquim Forn siguen encarcelados por estos motivos, el expresidente catalán Carles Puigdemont permanece en Bélgica huido de la Justicia española junto a cuatro de sus antiguos colaboradores. Puigdemont también resultó elegido diputado regional en los comicios de diciembre y es candidato a presidente de Cataluña por la coalición Junts per Catalunya (JxCat).

El Ejecutivo español, amparado en la Constitución, destituyó a todo el gobierno independentista catalán el pasado 27 de octubre, justo después de que el Parlamento regional aprobase por mayoría una declaración a favor de la secesión unilateral, tras el referéndum inconstitucional de “autodeterminación” del día 1 de ese mismo mes