Managua, Nicaragua. 05/01/2018. “Señor déjame sorda, déjame ciega, déjame sin pie, pero no me quites las manos, porque vivo mis días con la música”, fue la plegaria que la pianista Katherine Dayana Espinal Meléndez le hizo a Dios en los momentos más dramáticos de su carrera artística. Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

Katherine Espinal: La pianista que venció a la muerte

Katherine Espinal luchó contra una enfermedad que deformó su rostro y la dejó sin caminar durante dos meses. Los médicos le daban dos años de vida. Ahora es una virtuosa pianista

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: