Iván Hernández: «No hay nada para nadie en esta semifinal»

De la banca salió el chontaleño Iván Hernández para iluminar de alegría a la afición del Bóer, al remolcar la carrera del gane e igualar la serie a un juego por bando con los Tigres del Chinandega.

Iván Hernández celebra el batazo que le dio la victoria al Bóer. LA PRENSA/ Wilmer López

De la banca salió el chontaleño Iván Hernández para iluminar de alegría a la afición del Bóer, al remolcar la carrera del gane e igualar la serie a un juego por bando con los Tigres del Chinandega.

“Gracias a Dios me dieron la oportunidad, el mánager Elvis Peña me tiene mucha confianza y me siento contento por el batazo que pegué”, dijo Hernández, quien entró como emergente para definir el partido en el fondo del inning once en el Estadio Dennis Martínez.

Lea: Iván Hernández deja tendido a Tigres y Bóer nivela la serie semifinal

“Aquí no hay nada para nadie, los dos equipos estamos en cero. Uno trata de hacer mejor las cosas cuando recibe la confianza y eso fue lo que sucedió esta noche. Le dedico este momento a mi gente de Chontales y a mi hija”, agregó el toletero en entrevista con el periodista Joel Fuentes, de Radio 800.

Hernández mandó al plato al cubano Deyner Moreira desde la segunda base, después que en una maniobra de protección el relevista Nelson León recibiera la orden de otorgar la base por bola intencional a Javier Robles, a pesar de que ha estado apagado en la serie semifinal.

Lea además: Tigres enfurecen y ganan por paliza el primer juego de la semifinal ante el Bóer

En la lucha

“Vamos a seguir batallando. He tenido un mal arranque, pero esta guerra sigue y vamos a fajarnos. Siento que debo hacer ajustes en el cajón de bateo, las cosas no me han salido como quisiera y sabemos que el jueves se nos viene un juego duro”, apuntó Robles, defensivamente al cien pero no así con el madero.

“Desgraciadamente no pude conservar la ventaja en el noveno, pero mis compañeros respondieron esta vez en la hora buena. No hay nada escrito y vamos a seguir luchando”, señaló por su parte el relevista del Bóer, Jorge Bucardo, quien al final, con una labor de cuatro innings y una carrera, se apuntó el triunfo que vuelve a poner en la pelea a los Indios.

“Sabemos que podemos hacer el trabajo, los Tigres son un equipo altamente competitivo, pero primeramente Dios las cosas nos salgan bien”, expresó Janior Montes, el hombre número uno en la receptoría de la tropa capitalina.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: