Cinco muertos por aludes de lodo en California

Los cinco cadáveres fueron encontrados durante las operaciones de rescate en Montecito, al noroeste de Los Ángeles

Los aludes de lodo se producen semanas después de los incendios forestales en la comunidad de Montecito. LAPRENSA/AP

Por lo menos cinco personas murieron y varias casas fueron arrancadas de sus cimientos en California este martes, después de que una fuerte tormenta invernal trajo una cantidad récord de lluvia, haciendo que el lodo y los escombros fluyeran a través de los vecindarios y sobre una carretera clave del sur del estado, informaron las autoridades.

La zona quedó proclive a los aludes porque las laderas de las colinas habían sido arrasadas por el fuego. Los cinco cadáveres fueron encontrados durante las operaciones de rescate en Montecito, al noroeste de Los Ángeles, así como en sus alrededores, informó el capitán de bomberos del condado de Santa Bárbara, Dave Zaniboni.

Lea además: Incendios en el sur de California arrasan más de 1,000 casas y edificios

Varias casas fueron destruidas y varios residentes estaban desaparecidos en vecindarios de difícil acceso debido a líneas eléctricas y árboles y caídos, agregó. Los equipos de rescate recurrieron a helicópteros, incluso durante las lluvias, debido a que las carreteras estaban bloqueadas, dijo la portavoz del condado de Santa Bárbara, Amber Anderson.

Vista de un coche destruido durante las intensas lluvias en Montecito, California. LAPRENSA/EFE

Los bomberos llegaron a una zona en la que el fango llegaba por encima de la cintura para sacar a una chica de 14 años de edad de los escombros de una casa en Montecito. Se la llevaron en una camilla. «Estamos realizando múltiples rescates. Habrá más», dijo Zaniboni, antes de añadir que algunos de los que fueron puestos a salvo estaban enterrados en el barro.

Sin electricidad

Varios miles de residentes no tenían electricidad. Los equipos de trabajadores retiraron escombros de los caminos en toda la zona metropolitana de Los Ángeles, incluso un tramo clave de la autopista federal 101 que debió cerrar temporalmente cerca de los límites de los condados de Santa Bárbara y Ventura.

Lea más en: 27,000 personas evacuadas por un incendio en California

Las autoridades emitieron el lunes órdenes de evacuación para unas 7,000 casas, luego de que los meteorólogos pronosticaron aludes de lodo en los vecindarios de las colinas donde el mes pasado se produjo el incendio más grande de la historia del estado. La primera tormenta significativa de la temporada azotó gran parte del estado con vientos dañinos y tormentas eléctricas.

Varias casas fueron destruidas y varios residentes estaban desaparecidos. LAPRENSA/AFP

Una lluvia récord cayó en la región de la Bahía de San Francisco antes de que gran parte del sistema climático pasara durante la noche, dejando lluvias decrecientes antes del amanecer del martes.

Lea también: Aumentan a 40 los muertos por los incendios de California

El clima tormentoso continuó hacia el este, en el Valle Central y Sierra Nevada. El centro de San Francisco registró un récord de 8 centímetros (3,15 pulgadas) de lluvia, rompiendo la vieja marca de 6 centímetros (2,36 pulgadas establecida en 1872). Eso convirtió el día en el decimosexto más húmedo de la ciudad desde 1849, informó el Servicio Nacional de Meteorología.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: