Invasiones y desplazamiento de indígenas podrían recrudecer este 2018

Para el diputado Brooklin Rivera el control de las Alcaldías en el Caribe Norte por el partido Frente Sandinista será determinante para presionar a los indígenas aceptar la cohabitación con los colonos

Indígenas

En diciembre del 2017 indígenas mayangnas denunciaron que fueron desplazados de sus comunidades tras invasión de sus tierras por hombres armados. LA PRENSA/ARCHIVO CORTESÍA

La violencia que han enfrentado en los últimos años las comunidades indígenas en el Caribe Norte  y que continuó a fines del año pasado con nuevos desplazamientos e  invasiones a sus territorios  lleva a pensar al diputado Brooklin Rivera, que la situación de inseguridad   empeorará durante el presente año pues la presencia de los colonos será alentada con el control de las cuatro Alcaldías por parte del Frente Sandinista que antes estaban en manos de la organización indígena de Yatama.

Esto también representará mayores presiones a las poblaciones indígenas por parte de las instituciones gubernamentales para que no se opongan a la invasión de los colonos y que acepten la cohabitación, aseguró Rivera, quien expresó que ya tenían como antecedente la Alcaldía de Rosita, pero ahora «¿Cómo podrían las comunidades mantener su pie firme en defensa de la tierra que es lo único que queda para supervivencia, continuar su memoria histórica?».

Lea también: Conflicto en Caribe Norte es por expansión de la ganadería, dice defensora de derechos humanos

Rivera expresó que cuando las alcaldías estaban en poder de Yatama hacían acompañamiento a las comunidades en su momento de crisis, pero «ahora las autoridades que están asumiendo prácticamente han dicho públicamente que van apoyar a los colonos que están satisfechos y contentos».

El dirigente indígena recordó que a finales de diciembre pasado destacó la situación de inseguridad y zozobra en la población desplazada de sus comunidades de la población Mayangna que se vio obligada a  concentrarse  en Musawás, capital del territorio, que según dijo es una situación que se mantiene latente, por lo que hay mucha angustia en la población.

Lea: Claves para entender el conflicto en el Caribe Norte

Así como en la comunidad de Santa Clara, territorio Wanky Twi Tasba Raya, donde él pasó la Navidad pasada. Allí persiste la inseguridad y los problemas por la falta de alimentación ya que «no pueden ir a sembrar, hacen vigilancia contínua y eso desgasta, todas las noches hay desplazados de la comunidad La Esperanza a Santa Clara, las mujeres, niños, ancianos, están allí concentrados, en cambio solo los hombres resguardan la comunidad haciendo vigilancia».

«El problema es que tienen que sembrar cosechar sus frutos, dada la situación reinante de colonos activos y amenazantes, pues están muy preocupados como enfrentar esa situación con las manos vacías yo diría que está latente las amenaza, las intimidaciones y la inseguridad reina en todas esas comunidades», sostuvo Rivera.