Paneles solares, una opción para reducir el costo de la energía en Nicaragua

En toda Centroamérica hay normas o leyes que regulan la generación distribuida, el último país que se ha sumado a proceso ha sido Nicaragua, por una recomendación de los organismos multilaterales

Paneles solares

Los paneles solares se han vuelto una opción para el sector de la industria y comercio para reducir sus costos operativos. LAPRENSA/ARCHIVO

Cada mes Luisa García, tenía que sacar de su salario entre 1,600 a 1,800 córdobas, un promedio de 55 dólares para el pago de luz, ahora paga menos de 150 córdobas (4.8 dólares) y consume lo mismo, esto se debe a que ella optó por la instalación de un sistema de paneles solares.

“Tratamos de ahorrar apagando la luces, no dijeron que buscáramos electrodomésticos con sistema inverter, algunos lo cambiamos, pero siempre la factura nos salía alta, la metimos varias veces a reclamo y no hubo solución, hasta que uno persona nos recomendó que usáramos paneles solares, al principio nos resistimos pero luego mi esposo tomó la decisión y lo pusimos”, sostuvo García.

Lea:Nicaragua está comprando más energía en el mercado eléctrico regional

Javier Mejía, coordinador del área de recursos naturales de Centro Humboldt manifestó que este sistema se vuelve una alternativa confiable, pues recientemente se aprobó la ley de generación distribuida, que le permite al usuario generar y vender el excedente de energía a la red.

Inversión en energía solar

“La gente tiene algo de miedo en este tipo de inversión, no saben cómo funciona, y la aprobación de la ley es positiva, creo que es una inversión que vale la pena hacer, sobretodo por el ahorro que le generaría al usuario”, dijo Mejía.

El ingeniero eléctrico Vladimir Delagneau, quien tiene una empresa que se dedica a la venta e instalación de paneles solares, señaló que para una casa que consume 150 kilovatios al mes, se necesita una planta de un kilowatt de potencia, la cual lleva tres paneles solares de 340 watt.

“El paquete completo, que incluye los paneles, el inversor, cable, mano de obra, la instalación y el monitoreo cuesta 1800 dólares, la gente puede decir que esto está fuera de su alcance, pero en los últimos años ya hay financiamiento verde. Este tipo de inversión le permitirá al usuario reducir el costo de la energía  entre un sesenta u ochenta por ciento”, dijo Delagneau.

Le puede interesar:Cómo evitar que el recibo te salga alto. Conocé el programa educativo de ahorro energético

Mejía comentó que este es un buen momento para probar esta tecnología, pues los usuarios que antes consumían hasta 150 kilovatios horas eran subsidiado, pero con la nueva política de reducción del subsidio en la tarifa social, muchas persona van a comenzar a pagar el costo real de la energía.
Cabe destacar que el Consejo Nacional de Energía (CNE) en un comparativo en el sector residencial, señala que a partir de los 300 kwh Nicaragua tiene la tarifa más alta.

Usuarios interesados

El ingeniero eléctrico Vladimir Delagneau, aseguró que cada vez hay más gente interesada en este tipo de tecnología pero todavía se ve que hay temor, sobre todo porque la gente no está muy clara con la ley.

“Nosotros primero hacemos un diagnóstico, vemos si se necesita reordenar el sistema, si hay que quitar equipos que gastan mucha energía y luego se hace la instalación; nosotros consideramos que las personas que tienen pequeños negocios en su casa la instalación de paneles solares es una alternativa excelente”, sostuvo.

Antes se castigaba al usuario que usaba paneles solares

Javier Mejía, coordinador del área de Recursos Naturales de Centro Humboldt comentó que la ley y la normativa de generación distribuida era necesaria, puesto que la tecnología avanza más rápido que las normas, de manera que aunque ya se generaba energía para autoconsumo, se castigaba la sobreproducción.

“Si se fugaba energía a la red, ese excedente se le cobraba al usuario como consumo”, explicó.
Actualmente en el país hay varios productores, comerciantes, industrias y casas habitacionales que están generando su energía para autoconsumo, como una forma para ahorrar energía, ya que el servicio es uno de los más caros de la región.

En toda Centroamérica hay normas o leyes que regulan la generación distribuida, el último país que se ha sumado a proceso ha sido Nicaragua, por una recomendación de los organismos multilaterales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: