Señalan interés del FSLN tras prórroga a cédulas

Exfuncionario del Consejo Supremo Electoral (CSE) señala estrategia que beneficiaría al oficialismo en votaciones

En los centros de Cedulación hay más demanda. LA PRENSA/L. VILLAGRA

El exdirector de cedulación, Dionisio Palacios, opinó este viernes que la nueva prórroga a la vigencia de las cédulas vencidas es una estrategia política del Gobierno de Daniel Ortega, para que la ciudadanía siga votando con más de dos tipos de formato de identidad en las elecciones regionales de marzo de 2019.

“Seguir prorrogando las cédulas (vencidas) es seguir prorrogando la inseguridad de las elecciones, porque mientras esté válida esa cédula la gente va a ir a votar con tres documentos (cédula nueva, vieja y documento supletorio). Si a eso le suma los tres padrones electorales (padrón total, padrón de personas que siempre votan y padrón de personas que no han votado en los últimos años) ¿cuál es la seguridad que ofrece el CSE?”, manifestó Palacios.

La vigencia de la cédulas vencidas llegaba a su fin el 31 de enero, pero el Ejecutivo mandó este miércoles a la Asamblea Nacional una nueva propuesta de prórroga de 15 meses más, hasta el 30 de abril de 2019.

Desde 2008 el poder electoral perdió credibilidad por el control del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en la estructura electoral.

A partir de ese año, iniciaron las denuncias de que la cédula es entregada con diligencia solo a militantes sandinistas. En las últimas votaciones municipales del pasado cinco de noviembre, los ciudadanos denunciaron que no pudieron votar, porque no aparecían en el padrón; denunciaron la mala calidad de la tinta indeleble para marcar el dedo a quienes votaron; los privilegios que tuvieron militantes sandinistas, entre otras irregularidades.

Lea además: FSLN manipula otra vez cedulación

Según Palacios, entre las irregularidades que comete el Consejo Supremo Electoral (CSE) para hacer fraude, está aprovechar que hay ciudadanos que tiene dos tipos de cédulas en su poder, lo que dificulta controlar que voten solo una vez.

Según Palacios, al gobierno le conviene prorrogar la vigencia de las cédulas vencidas, para seguir creando confusión en las votaciones.

El politólogo José Antonio Peraza considera que la entrega de la cédula debe separarse de los procesos electorales, para evitar que el partido que controle la cedulación la entregue de manera sesgada.

Peraza manifestó que si no se despartidiza el CSE, siempre el partido que esté en el Gobierno va a tratar de manipular a su favor el tema de la cedulación.

No podemos tener un sistema electoral fiable y correcto con una cedulación deficiente”

José Antonio Peraza,politólogo.

La Propuesta de Palacios

Dionisio Palacios explicó que el mejor mecanismo para renovar las cédulas vencidas es hacer una campaña nacional de cedulación ciudadana y habilitar por un tiempo los Consejos Electorales Municipales (CEM), principalmente en las zonas rurales, que es donde la gente más carece de su documento de identidad.

Lea también: Cedulación partidaria es síntoma de fraude

También dijo que la cédula con formato nuevo, de material PVC y que tiene un precio de 300 córdobas la renovación, debe ser más barato, porque Palacios asegura que ese no es su costo real, ni la población en general tiene capacidad para adquirirla a ese precio.

Según Palacios, el formato PVC es el más barato que hay y considera que con la recaudación de los 300 córdobas por cabezas podrían estar haciendo una efectiva renovación ciudadana a nivel nacional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: