Mónica López renuncia a la asesoría legal del Movimiento anticanal

Mónica López alega que “una parte del consejo campesino anticanal ha subordinado al Movimiento a sus intereses partidarios y personales”

La abogada ambientalista fue la que preparó un recurso por inconstitucionalidad en contra de la Ley 840. LA PRENSA/O.Navarrete

Los campesinos anticanal sufrieron la tarde de este lunes un duro golpe: una de sus impulsoras, la abogada ambientalista Mónica López, renunció como asesora legal del Movimiento, alegando que “una parte del consejo campesino anticanal ha subordinado al Movimiento a sus intereses partidarios y personales”.

“En las actuales condiciones, con una dirección del movimiento que ha roto con el apartidismo, la unidad y la consulta permanente con las comunidades para la toma de decisiones se ha vuelto materialmente imposible continuar fungiendo como asesora del Movimiento”, dijo López en una carta que leyó en una asamblea en El Tule.

Te puede interesar: Doña Chica y Mónica López denuncian campaña difamatoria

López aclaró, no obstante, que su renuncia no significaba que se apartaba de la lucha anticanal. “Mi compromiso con las comunidades campesinas es más duro que las piedras de los ríos y no descansaré hasta que logremos la derogación de la Ley 840”, precisó.

La abogada ambientalista expresó que doña Francisca Ramírez era la líder indiscutible del Movimiento campesino y que la seguiría apoyando.

López culpó de la conducta de varios directivos del Movimiento al Pacto Alemán-Ortega.

Valiéndose de “asesorías partidarias mañosamente han construido una correlación en el Consejo que en nada se corresponde con la realidad viva del Movimiento en sus bases y comunidades”, dijo López.

Lea además: Hace cuatro años Ortega entregó la soberanía a Wang Jing

“Las conductas caudillistas, el secretismo, la no rendición de cuentas, junto con el machismo que se exhibe en la pretensión de pisotear los indiscutibles méritos y el liderazgo de doña Francisca (Ramírez), se han juntado al irrespeto del reglamento interno acordado, y a la labor deliberada de apartar a todo liderazgo que no comparta estas perniciosas conductas”, dijo López, que antes que se organizara el Movimiento formalmente, se dio a la tarea de hacer talleres en la ruta canalera explicando a los campesinos los alcances de la Ley 840.

“Esa es su apreciación, nosotros los integrantes del Consejo, ninguno está metido en política partidaria, en primer lugar acaban de pasar las elecciones municipales y ninguno de nosotros ni fue candidato a alcalde ni fue candidato a concejal, eso sí es falso de falsedades”, dijo ayer escuetamente a LA PRENSA el actual coordinador del Consejo, Medardo Mairena.

Mairena ha sido un histórico militante del Partido Liberal Constitucionalista en Punta Gorda y se ha desempeñado como concejal regional, aunque él siempre ha asegurado que actualmente no tiene vida político partidaria.

Campaña desmedida

López dice en la carta, sin detallar nombres, que algunos miembros del Movimiento campesino anticanal se han dado a la tarea de dar acogida y “propagar una agresiva y peligrosa campaña de desprestigio en contra de doña Francisca y mi persona, operación cuyo único origen y beneficiario es el gobierno Ortega-Murillo y sus aliados”, resaltó.

En diciembre pasado, López denunció en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos que era víctima de una campaña de desprestigio. Precisó que personajes, algunos de los cuales están ligados al Movimiento campesino anticanal, estaban propagando información falsa diciendo que ella era una infiltrada de una facción del FSLN.

Sigue demanda internacional

López dijo que continuará con la demanda internacional que durante años preparó y que presentó el año pasado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “No pararemos hasta que se haga justicia”, dijo.

La abogada ambientalista fue la que preparó un recurso por inconstitucionalidad en contra de la Ley 840 y la que ha abiertos puertas al Movimiento campesino anticanal a nivel internacional.

El protagonismo de las mujeres

En su discurso de despedida como asesora legal del Movimiento, López dijo que se sentía orgullosa de haber acompañado la lucha por el protagonismo de las mujeres campesinas dentro del movimiento.

“Llevo en mi pecho como la más preciada medalla el haber estado todos estos años, todo el tiempo, al lado de doña Chica, símbolo superior incuestionable del movimiento y ejemplo de liderazgo honrado y patriótico para todo el país”, dijo López.

“Decir hoy Francisca Ramírez dentro y fuera de nuestro país es decir dignidad, lucha, soberanía, solidaridad, amor por Nicaragua y sobre todo amor por los más humildes de nuestra tierra”, resaltó.

López recordó que a doña Francisca la han amenazado y acosado, la han querido comprar, “han agredido a su familia, le han pedido que negocie el Movimiento, que pacte, que haga alianzas con el Gobierno y los aliados del Gobierno… pero no han podido doblegarla ni comprarla”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: