El día en que los Rolling Stones cantaron para ayudar a Nicaragua

La banda británica ofreció un concierto en el Foro de Inglewood, en California, para ayudar a los damnificados por el terremoto de 1972 en Managua. Unos 300 mil dólares fueron recaudados.

Rolling Stones, The rolling Stones

De izquierda a derecha: Charlie Watts, Mick Jagger, Keith Richards y Ronnie Wood. LA PRENSA/Archivo

La noche del 18 de enero de 1973 el grupo de rock británico The Rolling Stones ofreció un concierto en el Foro de Inglewood, en California, Estados Unidos, para ayudar a los damnificados por el terremoto ocurrido en Managua la madrugada del 23 de diciembre de 1972. Unos 300 mil dólares fueron los recaudados para el país, según la revista Rolling Stones.

El sismo de 6.2 grados en la escala abierta de Richter dejó un saldo de 10,000 muertos, 20,000 heridos y 250,000 personas sin hogar en Managua. La agrupación no dudó en brindar el concierto benéfico, reveló Rolling Stones en una publicación realizada en febrero de 1973.

«Los Stones fueron inmediatamente muy favorables. Ellos mismos estaban pensando en hacer algo benéfico», señaló en una entrevista Bill Graham, quien trabajaba en ese entonces en la producción de la reconocida banda.

Pero los Rolling Stones no estuvieron solos en el escenario. El grupo Santana, quien tenía como timbalero al nicaragüense José «Chepito» Areas, también apoyó la causa. Esa noche la bandera de Nicaragua «bajó desde el techo sobre el escenario y hubo un momento de meditación», señala la publicación.

Bianca y Mick Jagger en Managua

Mick Jagger, quien estaba casado con la nicaragüense Bianca Pérez, fue el primero en querer ayudar. De hecho, según la revista, ambos quisieron venir desde Los Ángeles, Estados Unidos, hacia Nicaragua cinco días después de la tragedia. Pero no pudieron y tuvieron que trasladarse desde Los Ángeles hasta Jamaica para poder llegar al país a buscar a la familia de Bianca.

Lea también: Terremoto de Managua de 1972: El día antes del apocalipsis

«Ella (la mamá de Bianca) había perdido su hogar pero la encontraron viva», narra la revista. Y agrega que «los Jaggers ayudaron celosamente al trabajo misionero en nombre de la Cruz Roja Jamaicana, entregando cajas de suministros médicos a la Cruz Roja Nicaragüense».

Los boletos

El monto proyectado para el concierto benéfico en el Foro de Inglewood, con una capacidad de 18 mil personas, fue de 516,810 dólares. Para esto, los precios de los boletos establecidos por la producción fueron escalados entre 10 y 15 dólares. Mientras que 1,975 asientos serían vendidos a 100 dólares.

Le puede interesar: El concierto gratuito que The Rolling Stones ofreció en La Habana

De acuerdo con la revista Rolling Stones, el día del evento no se veía que habría un lleno total. A las 4:30 de la tarde, a pocas horas del concierto, estaban todavía 500 boletos de 100 dólares libres, los que finalmente se vendieron en 25 dólares cada uno.

«Es posible que haya sobreestimado el corazón de la industria de la música. No esperaba golpear a los niños (aficionados de los Rolling Stones) con un precio de 100 dólares», declaró días después Bill Graham, que tras su muerte en octubre de 1991 es considerado como uno de los mejores productores en la historia del rock.