Alexander Espinoza: «Aloyan se va a equivocar conmigo»

Alexander Espinoza se enfrentará a un boxeador de tres peleas, pero sin duda el más complicado de su carrera: el olímpico Mikhail Aloyan.

Alexander Espinoza noqueó técnicamente en seis rounds a Bryan Pérez la noche del sábado en el municipio de El Crucero, Managua. LA PRENSA/ CARLOS VALLE

Alexander Espinoza es considerado el mejor peso gallo del país, pero está en un punto de pasar a otro nivel. LA PRENSA/ CARLOS VALLE/ ARCHIVO

La frase que sale de la boca del boxeador Alexander Espinoza (15-0-2, con 7 KO´s) tiene la contundencia de un gancho al hígado. Dice: “Aloyan se va a equivocar conmigo, que haya sido medallista olímpico no me intimida, que se prepare, iré a golpearlo con todo”.

El 3 de febrero en la lejana Rusia, “Supernova” se topará con uno de los hombres de respeto en el círculo amateur de ese país: Mikhail Aloyan, quien para decirlo en corto es respaldado por un currículum de medalla de bronce en Londres 2012, plata en Río 2016, y campeón mundial amateur en 2011 y 2013.

Por eso las palabras de Espinoza parecen un acto de atrevimiento, de no miedo. En estas lides, Aloyan supera por mucho al nicaragüense, pero en el terreno profesional las variantes se invierten, sin embargo, el análisis no es absolutamente blanco ni negro, siempre el talento está por encima de los números, como es el caso del ruso, con apenas tres peleas en el boxeo rentado.

Lea: Jamie McDonnell, el verdadero enfoque de Alexander Espinoza

“Me muevo un poco menos que él en el ring. Aloyan tiene mucha velocidad de piernas y manos. Descarto un nocaut. Todo dependerá esta vez de los aspectos técnicos y de las condiciones físicas, si alguno llega a flaquear en esto ahí es donde se inclinará la balanza de uno u otro lado”, manifiesta.

Desde su debut en mayo del 2017, Aloyan ha conquistado dos títulos: el plata de peso súper mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y el internacional de peso gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), organismo en el que actualmente está ranqueado en el séptimo puesto, uno por encima de Espinoza.

¿Cómo has estado preparándote para esta pelea en Rusia ante Aloyan?

Mis entrenamientos han sido bastantes fuertes. Creo que subí mi nivel técnico y mi capacidad física. He estado trabajando bajo la tutela de Bayardo Martínez, quien es el que me va a acompañar a Rusia.

Dices que has elevado tu nivel técnico, ¿de qué forma?

He mejorado mi movilidad, la flexibilidad, en ser más explosivo en mi ataque.

A los rivales hay que estudiarlos, ¿qué sabes de Aloyan?

Es un boxeador bastante bueno, he visto algunas de sus peleas amateur y las últimas profesionales que ha hecho, una de ellas con Marvin Solano. Aloyan es rápido, con estilo olímpico… técnico, fuerte y tiene una velocidad que está por encima del nivel, se nota que se prepara bien.

¿Cómo te has imaginado este combate?

La técnica va a predominar. Pero confío en mi preparación. El plan es atacarlo fuerte desde el principio.

Para esos boxeadores olímpicos se necesita movilidad y velocidad, ¿cuáles han sido las fallas que has detectado en los otros nicas que lo han enfrentado?

No quiero poner etiquetas, Yader Cardoza hizo su trabajo, Marvin Solano igual y últimamente Hermógenes Castillo, pero a Aloyan hay que atacarlo más.

¿No te sientes favorito?

Creo que en esto ninguno de los dos somos favoritos. El título que él tiene (internacional de peso gallo de la AMB) no es más que el mío (Fedelatin de la AMB). Yo he peleado once rounds, él nunca lo ha hecho, tengo mi experiencia y eso me ayudará el día del combate.

El hecho de que Aloyan sea medallista olímpico te intimida o te motiva…

La verdad ni me motiva ni me intimida. Cuando estuve en el preolímpico de Brasil en 2012, no clasifiqué, pero aprendí de mucha técnica, a boxear, a saber en qué momento fajarme, a usar los pasos laterales, y sin duda pienso que esto me hace diferentes de otros boxeadores.

El hecho de ir a pelear al extranjero por primera vez como profesional, eso a veces pesa mucho, ¿cómo asumes esta condición?

Eso a mí no me afecta en nada. Es la primera vez que salgo del país pero como profesional, pero en mis años de amateur anduve en México, Colombia, Venezuela, Puerto Rico, Brasil. En lo absoluto me asusta. También anduve estuve en Londres en un campamento de la AIBA, con esto quiero decir que sicológicamente iré bien.

¿Cuál es la meta que te has puesto para el 2018?

A corto plazo ganarle a Aloyan y después buscar el título gallo de la AMB que está en poder de Jamie McDonnell. Ese es el cinturón por el que verdaderamente estoy interesado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: