Deudas pesan sobre Enatrel, según auditorías

La última auditoría que se le realizó a Enatrel reveló que tenía un déficit acumulado hasta el 2016 de sesenta millones de dólares

Enatrel, deudas

La UAF no quedó obligada por ley ni en su reglamento de informar a las personas o empresas previamente que sus datos en las entidades mencionadas serán revisados cuando al órgano quiera, por ser sospechosa o investigada por el delito de lavado o financiamiento al terrorismo. LA PRENSA/ARCHIVO

La última auditoría que se le realizó a la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) reveló que tenía un déficit acumulado hasta el 2016 de sesenta millones de dólares, pero además hacía énfasis en que no se implementaron las recomendaciones establecidas en auditorías pasadas.

Ahora tras la aprobación del préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con el fin de financiar el programa para fortalecer el sistema eléctrico de Nicaragua, Enatrel otra vez es auditada, según fuentes del poder legislativo y de la Contraloría General de la República, las que también han confirmado que la empresa ha sido intervenida por el Ejecutivo.

El ingeniero Salvador Mansell, presidente de Enatrel, quien se presentó a una consulta en la Asamblea Nacional sobre un préstamo, al ser consultado por LA PRENSA si la entidad había sido intervenida, no quiso responder.

Mansell al salir del auditorio, cuatro policías, miembros de seguridad de la Asamblea Nacional, así como la relacionista pública de Enatrel, Hazell Gutiérrez, rodearon al funcionario y este casi corriendo se fue del lugar por detrás del edificio.

Lea además: Solo dos de las cinco empresas del Estado de Nicaragua operan sin déficit

LA PRENSA consultó a Gutiérrez si era posible que Mansell brindara una entrevista sobre este tema y dijo que le enviaran un correo a ella, con copia a la secretaria del funcionario.

Hasta el 2016, según el informe de auditoría de la firma Baker Tilly Nicaragua, el cual fue aprobado el 29 de junio del año pasado por el Consejo Superior de la Contraloría General de la República (CGR), Enatrel tenía un acumulado de cuentas por cobrar superior a los 29 millones de dólares.

Una de las recomendaciones que no cumplió Enatrel, según la auditoría, fue la cláusula octava del contrato de compra del 51 por ciento de las acciones del edificio Vista Development (donde se ubica la institución).

Dicha cláusula está relacionada con el cumplimiento del pago.

Puede leer: BCIE otorga préstamo para ampliar programas energéticos en el país

Hasta el 2016 Enatrel tenía tres deudas relacionadas con el edificio Vista Development: una de 127.9 millones de córdobas con el Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano (ISSDHU), 101.5 millones de córdobas con el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y 327.3 millones de córdobas con el Fondo de Inversión Socio Productivo ALBA-Caruna, que suman 556.7 millones de córdobas (19 millones de dólares).

Cabe aclarar que el restante 49 por ciento de las acciones del edificio Vista Development pertenecen al INSS, según refleja la auditoría de Baker Tilly Nicaragua.

“Este incumplimiento podrá conllevar a que el Instituto (INSS) reclame a Enatrel la devolución de las acciones, así como de intereses moratorios”, dice el documento.

Cabe señalar que la última auditoría a Enatrel demuestra que tiene una deuda alta con la cooperativa Caja Rural Nacional (Caruna), al sumar entre 2014 y el 31 de diciembre del 2016, 68.8 millones de dólares.