Tubería de agua potable tiene 68 años y gran parte de ella no ha sido reemplazada

Recientemente Enacal anunció la ejecución de un amplio programa de mejoramiento del sistema de conexión de agua potable

Tubería de agua, agua potable

Debido a la vieja tubería de asbesto cemento, hay fugas constante de agua potable. LAPRENSA/ARCHIVO

Reducir el 56 por ciento de las fugas de agua que hay en el país no es fácil, pues no solo se trata de reemplazar las tubería de agua de asbesto cemento instalada desde 1950, pues se requiere de un cambio progresivo de las conexiones pequeñas que van de la tubería madre hasta la acometida, sostuvo Sergio Gámez, miembro de la Red de Agua y Saneamiento (Rasnic).

“La tubería de asbesto cemento ha venido siendo reemplazada desde hace tiempo por tubería PVC, porque este material ya no se encuentra, el problema es que no es un reemplazo progresivo, sino que cada vez que hay una fuga, si es recurrente mandan a cambiar solo el tramo con tubo pvc”, dijo Gámez.

Recientemente la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) anunció la ejecución de un amplio programa de mejoramiento del sistema de conexión de agua potable, en el cual pretende dotar de equipos e infraestructura técnica a Enacal para que se reduzcan las pérdidas en el bombeo y distribución de agua potable. Además busca que la empresa sea más eficiente en su sistema de cobro del agua no facturada.

Lea además: Financiamiento para mejorar la cobertura en agua potable

Tubería de agua de vieja data

En Nicaragua se comenzó a utilizar las tuberías de asbesto cemento en los años 50 en la construcción de sistemas de agua potable de algunas cabeceras municipales, cuando aún no había salido al mercado la tubería plástica de PVC. Se estima que actualmente están instalados más de 600 kilómetros.

Gámez explicó que la última adquisición masiva de tuberías de asbesto cemento fue realizada por el Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA) en los años de los 80, con productos fabricados en Colombia, cuando se utilizaba cada vez con menor frecuencia, para sustitución y reparación de tuberías en mal estado de agua potable o para extensión de redes de alcantarillado sanitario.

“El PVC es más resistente, protege y es más barata, ahora se compra solo este material pero como todavía hay tubería del otro material, frecuentemente hay fugas. Hay que tomar en cuenta que en más de diez años que no hubo inversión en agua, además mucha de esa tubería ha sido forzada por las raíces de los árboles”, sostuvo.

Gámez señaló que hace años se dijo que este tipo de tubería al desgastarse podría causar daños a la salud, sin embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el asbesto cemento solo causaba daño en los pulmones al respirar las partículas, por esa razón las minería de este producto cerraron y el material ya no está en venta.

Préstamo del BID

Esta semana Erving Barreda, presidente ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Acueducto y Alcantarillado (Enacal) dio a conocer que la empresa contará este año con un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de 72 millones de dólares, con el cual esperan para el 2021 alcanzar una cobertura en agua potable del 96 por ciento a nivel nacional.

“Estamos trabajando en un plan que incluye la reparación de fugas, la cobertura y la continuidad del servicio básicamente, igual en alcantarillado sanitario. Vamos a trabajar en treinta ciudades con este préstamo”, dijo.