Nicaragüense mata a otro nica por defender a su jefe canadiense en Costa Rica

El canadiense, de apellido Benjamin, supuestamente llegó a comprar cervezas a la licorera donde el nicaragüense Francisco Velásquez Miranda trabajaba como vigilante.

El nicaragüense Francisco Velásquez Miranda, de 27 años de edad, falleció la noche del domingo al recibir un disparo en el tórax luego de discutir con un empresario canadiense en playa Santa Teresa de Cóbano, en Puntarenas, Costa Rica.

El canadiense, de apellido Benjamin, supuestamente llegó a comprar cervezas a la licorera donde Velásquez Miranda trabajaba como vigilante. Sin embargo, el disparo fue realizado por otro nicaragüense, conocido como “Pelón”, que trabajaba para el canadiense.

Le puede interesar: Inicia el juicio contra el hombre que degolló a cinco universitarios en Costa Rica

El «Pelón» también le propinó un disparo a Félix Velásquez Miranda, de 30 años, también nicaragüense y hermano del fallecido. Este último no tenía ninguna relación laboral con la licorera y se encuentra delicado de salud en el hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas.

Los hechos

Michael Soto, jefe de la Oficina de Planes y Operaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), comentó que a las 11:00 de la noche del domingo llegó el canadiense, de 40 años, al parecer en estado de ebriedad, a comprar cerveza a la licorera.

En ese momento, ocurre una diferencia con el guarda de seguridad, se da un intercambio fuerte de mirada, discuten y comienza el intercambio de golpes, relató el funcionario.

Lea además: Roberto Rivas ha disminuido sus viajes a Costa Rica desde el año 2009

“Dentro del vehículo (del canadiense) está Pelón, se baja con un arma de fuego, le dispara a Francisco y también le dispara a Félix. Fallece Francisco. Posteriormente ellos huyen del lugar”, explicó Soto.

Según Soto, tanto Benjamin como Pelón se pusieron este lunes a la orden de las autoridades. No obstante, el OIJ está terminando de levantar prueba testimonial para proceder a capturarlos en coordinación con la Fiscalía.

Ninguno de los involucrados en el crimen tiene antecedentes penales, de acuerdo con Soto. El canadiense era reconocido en la zona por sus actividades con empresas turísticas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: