Diputado sandinista dice que se llama dictador a Ortega “porque hay democracia” en Nicaragua

Quienes integran el círculo cercano al presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, desacreditan las opiniones negativas de sectores adversos al mandatario, quien acumula 16 años en el poder

El presidente designado Daniel Ortega junto a Roberto Rivas. LA PRENSA/Oscar Navarrete.

Quienes integran el círculo cercano al presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, desacreditan las opiniones negativas de sectores adversos al mandatario, quien acumula 16 años en el poder. Los críticos sostienen que Ortega ha perdido incluso el respaldo de la mayoría de partidarios del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

José Figueroa, subjefe de la bancada sandinista en la Asamblea Nacional, dice que son “unos pocos” ciudadanos los que consideran a Ortega un dictador, pues, según el legislador oficialista, es mayor el porcentaje de nicaragüenses que valoran positivamente al gobernante.

“Aquí hay una democracia donde todo mundo puede opinar lo que mejor le convenga, pero aquí la opinión mayoritaria es un reconocimiento amplio a la buena gestión de gobierno del presidente Daniel Ortega”, respondió el diputado Figueroa esta semana en el parlamento.

Lea también: Daniel Ortega impone violencia electoral desde 2008

El general en retiro Hugo Torres considera que los resultados de las encuestas que se publican y que reflejan amplio respaldo al gobierno de Ortega no son creíbles, ya que el político no descarta que el orteguismo influya en los datos finales que se dan a conocer.

“Él (Ortega) está en su peor momento, de mayor debilidad en los últimos diez años”, afirma Torres, dirigente del Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

Agrega que la debilidad de Ortega la evidencia la reducción de la cooperación venezolana. “La expulsión de la cooperación tradicional” de países europeos se suma al prácticamente cierre del mercado de Venezuela a las exportaciones nicaragüenses dejan al gobierno en una posición débil, al no poder continuar con sus programas asistencialistas.

“Todos esos factores más el desgaste político natural que sufre un gobierno después de estar tanto tiempo en el poder, además de los abusos de poder, violaciones de derechos humanos y el aislamiento internacional, todo eso transforma un panorama negativo para el gobierno de Ortega”, dijo Torres.

El político opositor insiste en que Ortega ha perdido fuerza incluso en la base del FSLN y es por ello que “se ha atrincherado en los fraudes electorales, no abriendo la menor posibilidad al libre ejercicio del juego democrático”.

Lea más en: Daniel Ortega cumple 16 años en el poder e iguala al dictador Anastasio Somoza García

“Ortega está en una encrucijada porque al haber firmado el Memorándum de Entendimiento con la OEA se ve obligado a tener que abrir un margen de juego democrático, y por otro lado la presión de Estados Unidos hacia sus allegados, todo eso conforma un panorama no favorable para Ortega”, afirma Torres.

Rumbo a 19 años

El 10 de enero de 2017 Ortega concretó 16 años en el poder, de los cuales diez años han sido de manera consecutiva. De esta forma el sandinista igualó el tiempo en que estuvieron en el poder Anastasio Somoza García (1937-1947 y 1950 -1956) y José Santos Zelaya (1893-1909).

Daniel Ortega comenzó su gobierno formal en 1984 hasta 1990; retomó en 2007 y desde entonces se ha reelegido dos veces más bajo señalamientos de inconstitucionalidad y fraude electoral. Actualmente ejerce su tercer mandato consecutivo y completaría 19 años en el gobierno en el 2021.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: