Matrimonio homosexual acapara el debate electoral en Costa Rica

Costa Rica se ha visto polarizada por el tema de aquellos que van a favor o en contra del matrimonio entre homosexuales

Costa Rica, Matrimonio homosexual, DEBATE ELECTORAL

La mayoría de aspirantes a la Presidencia han expuesto su posición en contra del matrimonio homosexual. LA PRENSA/EFE

Costa Rica ha centrado los últimos días el debate previo a las elecciones presidenciales, del próximo 4 de febrero, entre una posición en contra del matrimonio homosexual y el respeto por los derechos humanos, lo que ha dejado de lado otros asuntos como la seguridad y la economía.

Contrario a otros años cuando se discutían los temas de seguridad ciudadana, violencia, desempleo, pobreza, déficit fiscal o crecimiento económico previo a unas elecciones, Costa Rica se ha visto polarizada por el tema de aquellos que van a favor o en contra del matrimonio gay.

La polémica tomó especial auge luego de la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) del pasado 9 de enero a favor del matrimonio gay, que fue emitida luego de una pregunta del actual Gobierno costarricense.

Según el analista político Claudio Alpízar, da la impresión de que el ciudadano no está muy «conectado» con la campaña electoral, porque pese a que existen temas de mayor preocupación que le afectan, apareció «de repente un tema que es masivo», esto también porque ningún candidato ha logrado convencer con sus ideas sobre economía o combate a la pobreza.

Puede leer: Roberto Rivas ha disminuido sus viajes a Costa Rica desde el año 2009

«Creo que el ciudadano está bastante desenchufado de la política y los partidos, bastante desilusionado, entonces (…) el tema que aparece es éste y dentro de este radicalismo conservador que tiene la sociedad costarricense se volvió el parámetro de una sociedad bastante desinformada o desinteresada con los grandes problemas políticos», explicó el experto.

A favor y en contra

La mayoría de aspirantes a la Presidencia han expuesto su posición en contra del matrimonio homosexual, el aborto, la denominada ideología de género y la promoción de programas de educación sexual en adolescentes.

Desde el principio de la campaña, el candidato del Partido Republicano Social Cristiano, Rodolfo Hernández y el aspirante del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Rodolfo Piza, mostraron su posición en contra y destacaron la importancia de la familia tradicional.

Lea además: Costa Rica recupera el mayor lote de piezas arqueológicas robadas

Pero tras la opinión de la CorteIDH, el tema ha dio en aumento y otros candidatos como el polémico abogado Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional; y Antonio lvarez, del Partido Liberación Nacional (PLN), han destacado su oposición en esos temas.

El favorito de las encuestas

Sin embargo, con más vehemencia lo ha hecho el candidato del conservador evangélico Partido Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, quien se colocó este martes como primero en las encuestas con un 17 por ciento de la intención de voto.

«Creo que la figura de Fabricio Alvarado es más fresca, es mejor en comunicación y también se mostró más enérgico con el tema, y esto generó mayor empatía. Es más radical, ultra conservador y eso lo hizo verse comprometido con el tema y para suerte de él es un tema que le llega al cierre de la campaña», afirmó Alpízar.

Alvarado, periodista y cantante de música cristiana, tuvo un ascenso exponencial de 14 puntos en un mes, lo que podría explicarse por su posición de desconocer la opinión consultiva de la CorteIDH y hasta ha indicado que de ser presidente sacaría a Costa Rica del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, al considerar que la Corte se metió en asuntos internos del país.

Lea además: Lady Gaga y Star Wars se meten en campaña electoral de Costa Rica

«El pueblo se ha sentido identificado con nuestra posición y eso ha generado un crecimiento mayúsculo en los últimos días. Hay un pueblo que no está contento con la manera en que la Corte Interamericana ha violentado nuestra soberanía», dijo Alvarado en una entrevista con el diario digital Ameliarueda.com.

Por su parte, el candidato del oficialista Partido Acción Ciudadana, Carlos Alvarado, quien apoya el matrimonio igualitario, ha manifestado que ahora la elección ha tomado un rumbo entre de quién es más conservador o más intolerante, sin tomar en cuenta las verdaderas necesidades que tiene el país.

«Hoy, la elección pareciera ser un concurso de quién es más conservador, o más intolerante. De cinco candidatos (que encabezan las encuestas), hay cuatro que piensan igual, todos apoyan políticas que destruyen la agricultura, siguen la misma línea económica, apoyan la apertura del mercado eléctrico, tienen visiones irrespetuosas de los DDHH. Nosotros tenemos una visión distinta, de progreso y de futuro», escribió en las redes sociales.

La encuesta realizada por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP), de la estatal Universidad de Costa Rica, pone en el segundo lugar, en empate técnico con Fabricio Alvarado, al polémico abogado Juan Diego Castro (16 por ciento), seguido por Antonio lvarez (11 por ciento), Rodolfo Piza (9 por ciento), y Carlos Alvarado (6 por ciento).

De los decididos a votar aún hay un 27 por ciento indeciso sobre cuál candidato escoger, lo que «mantiene abierta la competencia», señala la encuesta.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: