Audiencia contra madre camerunesa debería ser pública, dice el Cenidh

Cenidh: Buscan “darle una apariencia de legalidad a actos abusivos”

madre de migrante, migrante camerunés, Ministerio de Gobernación

Atanga Mary Frinwie, madre del migrante muerto Mbang Atanga Azehfor. LA PRENSA/ARCHIVO

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), demandó que la audiencia a la que deberán comparecer este viernes la madre camerunesa Mary Frinwie Atanga Azehfor y su pareja Magloire Joseph Tchamani, sea pública y que a los detenidos les designen oficialmente un traductor, ya que ellos no hablan español.

La abogada del Cenidh, Wendy Flores, dijo que debido a que como organismo de derechos humanos no les permitieron el acceso a la audiencia preliminar en diciembre del año pasado, no tienen la certeza que en la audiencia pasada les hayan designado un traductor.

Y aclaró que la designación de un traductor por parte del Estado de Nicaragua no debe ser sustituido con la explicación o traducción a su manera que les puede proporcionar el defensor público, sino que lo correcto es que debe haber una traducción oficial, porque ellos no hablan español. Es un deber del Estado que tiene que garantizar el Estado en las audiencias.

Por otra parte, Flores recordó que desde el punto de vista jurídico, a los ciudadanos cameruneses Mary Frinwie Atanga Azehfor y Magloire Joseph Tchamani, la justicia continúa violentando sus derechos humanos, al vincular su caso con otro expediente de Rivas, en el que se procesa a tres personas acusados como traficantes de migrantes.

Flores lo calificó como una estrategia que inicialmente siguió la Policía Nacional y luego el Ministerio Público, al relacionar el caso donde falleció el hijo de Atanga y vincularles al tráfico de migrantes. Y Y luego solicitar a la Fiscalía la acumulación de los dos procesos. “Jurídicamente no debería de ocurrir, porque los otros tienen su propio proceso en Rivas, que ya estaba avanzado y en una etapa de juicio”.

Mientras Atanga y su acompañante han sido remitidos a una audiencia inicial, la que servirá para que el judicial revise si existen suficientes elementos, para remitir el caso a juicio o no.

Asimismo, consideró la abogada del Cenidh que en cuanto a la individualización de las responsabilidades penales y la participación de cada uno de ellos, es totalmente distinto un proceso del otro.

Esto porque en el caso de Rivas los procesados fueron acusados de trasladar a migrantes que no están documentados, y la política del Estado fue procesarles por tráfico de migrantes.

Recordó que Atanga llegó al país a reclamar el cuerpo de su hijo Mbang Atanga Azehfor, un migrante que resultó muerto en un operativo militar el pasado 29 de septiembre en el puente Las Lajas, en Rivas. y por tanto, señaló Flores, no debe ser criminalizada.

“Su demanda de justicia la convirtieron en un delito”, recordó Flores.

La abogada del Cenidh estimó que con el proceso judicial abierto a los cameruneses, el Gobierno busca darle “una apariencia de legalidad a unos actos abusivos, arbitrarios y de violaciones de derechos humanos que se han cometido en contra de estos dos africanos, que no tienen familia en este país, que no hablan el idioma español y que están procesados injustamente”.

Audiencia cerrada

La audiencia preliminar del proceso judicial al que son sometidos los ciudadanos cameruneses fue realizada el 20 de diciembre del año pasado en horas de la tarde, sin cobertura periodística o presencia de organismos de derechos humanos, en particular del Cenidh, que es el que ha estado dándoles seguimiento.

Aparentemente el consulado de Bélgica ya habría realizado algún contacto con los detenidos, del cual Flores no cuenta con mayores detalles, pero dijo haber conocido que han estado pendiente del caso de ambos ciudadanos.