Alerta en Nicaragua ante brote de sarampión en Guatemala

El último caso de sarampión que se registró en Nicaragua fue en 1994 y que el Ministerio de Salud (Minsa) estará atento a que se cumpla con el esquema de vacunación

sarampión, nicaragua, guatemala

Para prevenir el sarampión se aplica una dosis de la vacuna MMR, misma que se administra a los niños en su primer año de vida. LA PRENSA/ARCHIVO

El Estado nicaragüenses ha decidido fortalecer las medidas de control en los puntos de ingreso al país, sobretodo con las personas procedentes de Guatemala donde recientemente se detectó un caso de sarampión, y los turistas que llegan de Brasil donde hay una epidemia de fiebre amarilla, según dijo la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo.

“Alrededor de la salud, ayer (lunes) hablábamos de los casos del sarampión que la OPS reporta desde Guatemala. Y aquí también la OMS advierte de cómo se han triplicado los casos de fiebre amarilla en Brasil, lo cual nos obliga, como decíamos hace algunos días, a ser sumamente estrictos, completamente estrictos, totalmente estrictos, en cuanto a las vacunas para los ciudadanos que ingresen a nuestro país”, expresó Murillo.

Por otro lado, la vicepresidenta designada dijo el pasado lunes que el último caso de sarampión que se registró en Nicaragua fue en 1994 y que el Ministerio de Salud (Minsa) estará atento a que se cumpla con el esquema de vacunación.

Lea: Especialistas recomiendan vacunarse ante brote de sarampión en Guatemala

“Desde el año 94 no tenemos sarampión en nuestro país, por lo que vamos a reforzar todas las medidas de vigilancia, con énfasis en puntos de entrada; asegurar el cumplimiento del esquema de vacunación. También con las personas que viajan al extranjero, que se atienden en unidades de salud privadas, que coordinen, que notifiquen inmediatamente cualquier caso sospechoso de sarampión”, dijo la funcionaria.

Honduras refuerza vigilancia epidemiológica

La Secretaría de Salud de Honduras indicó en un comunicado que «continúa con las acciones de vacunación y vigilancia epidemiológica a nivel nacional e inter fronteriza», luego que Guatemala confirmó el pasado 20 de enero un caso de sarampión procedente de Alemania.

Enfatizó que en Honduras no se registra ningún caso de sarampión desde 1997 y ha logrado ser un «país líder en vacunación en América Latina».

El caso de Guatemala es el primero detectado en ese país desde 1998 y, según las autoridades sanitarias, el mismo fue «importado» por una adolescente guatemalteca de 17 años que estudia en el Colegio Alemán de Guatemala, la cual estuvo en el país europeo del 2 de noviembre al 4 de enero pasados y asistió a clases del 9 al 12 de enero.

Le puede interesar: América, la primera zona libre de sarampión en el mundo

Ante esta situación, la Secretaría de Salud de Honduras instó a la ciudadanía a vacunar a los niños de entre los 6 y los 11 meses que pretendan viajar a países «donde está circulando el virus del sarampión».

Entre esos países figura Alemania, Argentina, Bulgaria, Canadá, China, Guatemala, India, Indonesia, Inglaterra, Francia y Venezuela, entre otros, añade.

Vacunas insuficientes en Guatemala

La jefa de supervisión de hospitales de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala, Zulma Calderón, indicó que el Ministerio de Salud sólo cuenta con 325 mil vacunas contra el Sarampión de un millón que se necesitan en el país.

Recomiendan vacunarse

E l brote de sarampión en Guatemala tiene en alerta a las autoridades de Nicaragua, es por tal motivo que el especialista en Medicina Interna, Neri Olivas, recomendó a la población verificar si están vacunados contra esta enfermedad y de lo contrario asistir a la unidad de salud más cercana para ser vacunado.

Según la Organización Mundial de la Salud el sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa que afecta sobre todo a los niños y se transmite por gotitas procedentes de la nariz, boca y faringe de las personas infectadas. Los síntomas iniciales, que suelen aparecer entre 8 y 12 días después de la infección, consisten en fiebre alta, congestión nasal y enrojecimiento de los ojos.

Lea también: Logros en salud en 2012 y los retos para el 2013

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: