Nicaragua recibirá millones de dólares para erradicar la epidemia de malaria

La malaria es una enfermedad que ha venido en aumento en el país, pasando de 6,202 casos en el año 2016 a 10,846 enfermos durante todo el año 2017

dengue

La fiebre amarilla es causada por el mismo mosquito transmisor del dengue, chicungunya y zika. LA PRENSA/ARCHIVO

Nicaragua es uno de los ocho países de la región que recibirán financiamiento para la erradicación de la malaria en los próximos cinco años. Los fondos serán canalizados a través de la Iniciativa Regional de Eliminación de la Malaria (IREM por sus siglas en inglés).

Con esta iniciativa el país deberá poner fin a una de las epidemias que más ha golpeado a los nicaragüenses en los últimos dos años.

Más de 200 millones de dólares en iniciativa

La iniciativa será auspiciada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación Bill y Melinda Gates y la Fundación Carlos Slim, quienes anunciaron el pasado miércoles que tal financiación consiste en un capital inicial de 83.6 millones de dólares, también apalancarán 100 millones de dólares en financiamiento y gestionarán otros 39 millones de dólares de recursos de donantes, lo que suma 222.6 millones de dólares.

Lea además: Caribe Norte en alerta sanitaria por malaria

Los países que recibirán el financiamiento para erradicar la malaria son Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, donde se mejorará la detección temprana y diagnósticos de malaria y tendrán una mayor supervisión, particularmente en comunidades indígenas, marginales y poblaciones móviles, según un comunicado del BID.

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, señaló a través del comunicado: “El BID entiende que acabar con la malaria solo es posible mediante un financiamiento sostenible a enfoques adaptados localmente. Es por eso que anunciamos esta iniciativa… Combinando los recursos del BID con contribuciones nacionales e internacionales para atacar un problema regional”.

Complementarán los esfuerzos ya existentes

Por otro lado, Nicaragua es uno de los países beneficiarios con el Fondo Mundial (FM), una organización que con aportes de un grupo de países desarrollados ha destinado recursos para apoyar la prevención y el control del sida, la tuberculosis y la malaria en los países subdesarrollados que sufren un grave impacto social y económico a causa de estas dolencias.

Le puede interesar: Malaria va en aumento debido a la época lluviosa

Por lo expuesto anteriormente, los fondos que dispondrá la Iniciativa Regional de Eliminación de la Malaria serán un complemento del Fondo Mundial, según detalla el comunicado del BID.

“La IREM complementará el progreso hacia la eliminación de la malaria logrado hasta el momento con apoyo de la Organización Panamericana de la Salud, el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, Tuberculosis y Malaria, y otros socios”, dice el documento.

En julio de 2017 la vicepresidenta designada por el poder electoral, Rosario Murillo, informó que el Gobierno de Nicaragua solicitó al Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria una partida por 18.9 millones de dólares para hacer frente a esas enfermedades durante los próximos tres años.

La malaria en Nicaragua

Según los boletines epidemiológicos del Ministerio de Salud (Minsa), en las primeras tres semanas de este año han registrado 566 enfermos de malaria, una cifra mayor en un 34.6 por ciento en relación con igual período de 2017, cuando contabilizaron 416 casos.

Lea también: Managua libre de malaria, según Ministerio de Salud

Por otro lado, en mayo de 2017 las autoridades sanitarias de la Región Autónoma del Caribe Norte decretaron alerta sanitaria por el aumento de casos de malaria en la zona.

Enfermedad potencialmente mortal, según OMS

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la malaria o paludismo es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles.

Lea también: Enfermedades repuntan en Nicaragua, según OPS

Entre los síntomas de la malaria destacan la fiebre, dolores de cabeza y vómitos, que generalmente aparecen de 10 a 15 días después de la picadura del mosquito. Si no se trata rápidamente, la malaria puede poner en peligro la vida del paciente en poco tiempo, pues altera el flujo de sangre a órganos vitales.+

Minsa se descuidó

En noviembre del año 2011 Nicaragua fue uno de los países distinguidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como Campeones contra el Paludismo en las Américas, por sus iniciativas exitosas en reducir los casos y muertes por esta enfermedad. Es por esta razón que los expertos en Salud han señalado en reiteradas ocasiones que este repunte de los casos de malaria se debe a que el Minsa bajó la guardia.

Lectura recomendada: La preocupación por el “alarmante” avance de un tipo de “supermalaria” que no responde a los tratamientos existentes

“Lo que pasa es que esto no se dice claramente, pero por estar concentrados en las otras enfermedades, como el dengue, el zika, el chikungunya, de pronto hubo una epidemia de conjuntivitis… entonces se descuidaron las acciones preventivas. La malaria estaba por erradicarse, ya había zonas sin esta enfermedad, pero de repente pasó algo y los casos se dispararon (aumentaron)”, manifestó el especialista en Salud Pública, Luis Pérez.

 

10,846
casos de malaria se registraron en el 2017, mientras 6,209 casos hubo en el 2016, según reportes del Ministerio de Salud. La malaria es una enfermedad que ha venido en aumento en el país.