Conversación entre el papa y el cardenal Brenes

Pregunté a los actores de El Bejuco si conocían los pormenores de la última visita que hizo la Conferencia Episcopal de Nicaragua al papa Francisco

cardenal Brenes

El 24 de diciembre pasado recibí la visita del cuadro dramático de la peña El Bejuco. Les dije que debían reanudar su actividad teatral y les recordé, como he escrito muchas veces, que el teatro permite, más que el conocimiento que nos pueda proporcionar una narración lineal, permite, repito, presenciar, “vivir” la trama de la tragedia, del drama, de la comedia, etc.

Pregunté a los actores de El Bejuco si conocían los pormenores de la última visita que hizo la Conferencia Episcopal de Nicaragua al papa Francisco. Respondieron que solamente sabían lo que publicaron los medios de comunicación, pero que habían tenido informes de que el papa Francisco tuvo una reunión a solas con el cardenal Brenes y que desconocían lo que conversaron en dicha reunión.

Solicité a dos actores del cuadro dramático de El Bejuco que escenificaran esa conversación, naturalmente que imaginándose lo que pudieron haber conversado el papa y el cardenal Brenes.

Uno de ellos representó al papa y el otro al arzobispo de Managua. Después que el papa y el cardenal Brenes se sentaron a solas, los actores acoyapinos se imaginaron —imaginación pura— la siguiente conversación.

Papa Francisco: Ciriaco, ¿cómo está tu salud?

Cardenal Brenes: Bien, no padezco de nada. Pero, Su Santidad, yo soy Leopoldo.

Papa Francisco: ¡Ah! Sí, sí, disculpá, Leopoldo. ¿Estás vacunado?

Cardenal Brenes: Claro que sí y con mis vacunas de refuerzo.

Papa Francisco: Te queda bien tu peinado. Te queda mejor que en 2007, cuando trabajamos juntos en la V Conferencia del Celam, en Aparecida, Brasil.

Cardenal Brenes: Yo creo que me queda bien, pero como el pelo me tapa las orejas mucha gente cree equivocadamente que soy sonto.

Papa Francisco: ¿Cómo está el cardenal Obando?

Cardenal Brenes: Nuestro prócer está bien. A pesar de que va a cumplir 92 años, está lúcido. Se levanta muy temprano a rezar por el comandante Daniel y la compañera Rosario.

Papa Francisco: ¿Cómo está la situación política de Nicaragua?

Cardenal Brenes: Políticamente bien. Hay una verdadera democracia, con elecciones justas y transparentes. La independencia de los poderes del Estado es evidente y tenemos una Contraloría General de la República que tiene un ojo que todo lo ve. No hay corrupción. Se respetan los derechos humanos. Y quiero decirle algo más: Nicaragua es el país más seguro de América Latina y tenemos una seguridad jurídica que pocos países la tienen.

Papa Francisco: ¿Y la situación económica y social?

Cardenal Brenes: Está excelente. Le voy a dar solamente un ejemplo: estamos mejor que Alemania. Nicaragua está creciendo al 5 por ciento y Alemania al 3 por ciento. Por otra parte, hay una gran estabilidad. Desde hace 11 años no hay huelgas. Los trabajadores están contentos. Cuando sube el combustible, la luz, el agua… la gente se alegra porque sabe que todo lo que hace el comandante Daniel y la compañera Rosario es para beneficio del pueblo. Las obras de progreso, como carreteras, hospitales, centros deportivos, parques, etc., están a la vista. Por estas razones Nicaragua es uno de los países más felices del mundo.

Papa Francisco: Pero monseñor Silvio Báez tiene otra visión de las cosas.

Cardenal Brenes: Lo que pasa es que monseñor Báez no quiere al comandante Daniel ni a la compañera Rosario. Él está influenciado por el MRS.

Papa Francisco: ¿Y qué es el MRS?

Cardenal Brenes: Es una agrupación de extrema izquierda. Enemiga de la empresa privada.

Papa Francisco: ¿Y cuál es realmente la tendencia política del Gobierno?

Cardenal Brenes: El comandante Daniel y la compañera Rosario son de derecha, progresistas, con vocación social, cristiana y solidaria.

Papa Francisco: ¿Y qué pasó con el Canal?

Cardenal Brenes: Pronto empezará su construcción. El comandante Daniel y la compañera Rosario me mandaron al compañero Telémaco Talavera para que me informara todo detalladamente.

Al despedirse el cardenal Brenes le dijo al papa Francisco que quería aclarar algo sobre la vacuna para evitar malas interpretaciones; que él está vacunado pero contra la hepatitis, la neumonía y la influenza.

Debo finalizar diciendo que la caracterización teatral fue extraordinaria y que los dos actores de la peña El Bejuco se lucieron haciendo gala de una asombrosa imaginación y de una admirable improvisación.

El autor es abogado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: