Trece pescadores detenidos en Chinadega por uso de explosivos en alta mar

Dionisio Antonio Reyes Paniagua, es el propietario de la lancha Génesis 11, y también tiene antecedentes de utilizar bombas

Los pescadores detenidos aseguran que no llevaban bombas en sus embarcaciones. LA PRENSA/S.MARTÍNEZ

Infantes navales que patrullaban frente a la Punta San José, en agua jurisdiccionales nicaraguenses, interceptaron tres lanchas con 13 pescadores artesanales que según las autoridades usaban explosivos para obtener mejores volúmenes de pesca.

El capitán de Corbeta, Rafael Hernán Castro, jefe de la base naval del Golfo de Fonseca, dijo que una patrulla naval y una segunda terrestre observaron el fuego, chispas y detonaciones, por lo que se enrumbaron y encontraron a las embarcaciones, Rosemary, Génesis 11 y Aura Cristina en plena faena.

Lea además: Pesca con bomba acaba con vida marina en Nicaragua

“En la inspección de rutina, encontramos medios para el empleo de la bomba…Este tipo de pesca extermina la fauna marina y aquí hay un clamor generalizado de otros pescadores porque la bomba no selecciona la especie que mata”, mencionó el capitán de Corbeta, Rafael Hernán Castro, jefe de la base naval del Golfo de Fonseca.

Los oficiales navales dijeron que Dionisio Antonio Reyes Paniagua, es el propietario de la lancha Génesis 11, y también tiene antecedentes de utilizar bombas y reabastecer a los pescadores.

Lea más en: Tortugas y ballenas pueden ser afectadas por malas prácticas de pesca en Nicaragua

Darwin Antonio Méndez, de 28 años, propietario de la lancha Rosemary, señaló que no utilizan bombas,  que por las noches bordean hasta 150 lanchas por faena y desconoce de explosivos.

“Que nos muestren las bombas pues, que nos tienen haciendo aquí, esto de la pesca es variable, a veces se ganan 2 mil o tres mil córdobas, a veces no”, mencionó Méndez.

Autoridades del Distrito Naval del Pacífico (DNP), aseguran que en el Golfo de Fonseca, el bombardeo en alta mar sigue  y es ejecutado por pescadores artesanales de la Península de Cosiguina-El Viejo, además de hondureños y salvadoreños.

Lea también: Se protege el ecosistema marino gracias a la producción de peces en granjas

Se considera que 300 de las 650 lanchas registradas en las comunidades costeras de Potosí, Santa Julia, Punta San José y La Salvia, cargan bidones hasta con un centenar de explosivos para lanzarlos y de esa manera capturar la mayor cantidad de peces a costa de la destrucción de los bancos de pesca y sitios de anidación.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: