Cuartos fríos en los mercados de Managua, abandonados

Después de tres años de que la cooperación de China Taiwán hizo entrega oficial de las instalaciones de estos centros a ambos mercados, estos siguen sin funcionar y desde afuera lucen abandonados y en el mejor de los casos subutilizados.

La mejora en la calidad y almacenamiento de los productos lácteos, verduras y frutas que se pretendía con la construcción de cuartos fríos en los mercados Iván Montenegro y Mayoreo solo quedó en el plan de factibilidad que elaboraron comerciantes para que se ejecutara ese proyecto con fondos de la cooperación internacional.

Y es que después de tres años de que la cooperación de China Taiwán hizo entrega oficial de las instalaciones de estos centros a ambos mercados, estos siguen sin funcionar y desde afuera lucen abandonados y en el mejor de los casos subutilizados.

Estos dos cuartos fríos se suman a otro que Taiwán también donó al Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), instalado en el Centro Nacional de Investigación Agrícola y Biotecnología (Cniab), con una inversión total de 5.1 millones de dólares.

Durante un recorrido que hizo LA PRENSA constató que el cuarto frío del mercado Iván Montenegro está cerrado. El área que debería ser para el descargue de productos actualmente es utilizada como parqueo y hasta hay un basurero cerca.

Lea además: Cuartos fríos siguen en veremos

¿Por qué están en el olvido estas inversiones millonarias que buscaban modernizar dos populosos mercados de Managua?

Según Catalina Obando, representante de los comerciantes de productos lácteos del Mercado Iván Montenegro, ningún vendedor de ese mercado nunca ha utilizado ese cuarto frío, “por una sencilla razón, se probó el cuarto frío por dos días y salieron doscientos mil córdobas de luz, y como es Commema (Corporación Municipal de Mercados de Managua) el que lo tiene a cargo, ese costo (pago de electricidad) iba a salir del que vaya a meter queso ahí, ya eso elevaría el precio del producto”.

Lea también: Mercados podrán refrigerar verduras y frutas

Este cuarto frío tiene una capacidad de almacenamiento de 768 toneladas, lo que significa que se podría almacenar más de 789,000 litros de leche o 1,965 quintales de queso o sus derivados.

Cuando se impulsó esta iniciativa, los comerciantes acordaron que una comisión integrada por ellos iba a administrar los cuartos fríos. Sin embargo, según denuncian, Commema les quitó esa facultad de manejo y se comprometió a presentar un plan de arrendamiento, pero hasta la fecha no ha cumplido.

Obando dice que no hay señales de que vaya a funcionar en corto plazo porque no existe una comunicación efectiva entre los comerciantes y Auxiliadora Ponce, gerente de la Corporación Municipal de Mercados de Managua del Mercado Iván Montenegro, para establecer una estrategia que haga rentable ese proyecto.

Lea más en: Cuartos fríos “congelados”

“Esta gerente tiene muy poca comunicación, no es una persona abierta como era Chepe (José) Blanco (anterior gerente) que decía ‘hagamos esto, si ustedes están de acuerdo’ y ella no. Es lo que ella dice”, señaló Obando.

Al consultarle a Ponce sobre los motivos por los que no está funcionando ese cuarto frío, aseveró que el encargado de ese proyecto era Carlos Muñoz, quien indicó a LA PRENSA que la autorizada para hablar era la gerente general de Commema central, Azucena Baltodano, pero hasta el cierre de esta edición no se logró contactar.

Ponce solo se limitó a decir que para que funcione “faltan algunas condiciones como el área de maniobras de camiones para entrada y salida. Yo no estoy al tanto, yo sé de manera general, que hay problema con el basurero que está cerca, tiene que haber condiciones fitosanitarias”.

Cuartos subutilizados

Por su parte, las instalaciones que se construyeron en el mercado de Mayoreo desde hace cinco meses son rentadas por uno de los principales importadores de perecederos de ese centro de compra para almacenar ajo, pero en ambiente natural.

Denis Duarte, gerente general de Commema Mayoreo, explica que uno de los factores que influyó para que este proyecto no alcanzara el propósito inicial fue porque los comerciantes que participaron en la asociación para administrar los cuartos fríos no contaban con capital para invertir.

Lea más en: Mercados pronto con cuartos fríos

“La donación consideraba la cámara de frío, más los equipos y su instalación eléctrica interna, pero toda la parte de transformadores que iba a alimentar de energía debía de ser con fondos de la contraparte nacional. Se suponía que la cooperativa iba asumir esa inversión que era de unos cuarenta mil dólares (treinta mil dólares de energía eléctrica y diez mil de muro perimetral), entonces esos componentes de la organización no fue lo mejor, no se llegó a nada”, afirmó Duarte.

Ante esas circunstancias el funcionario apuntó que están buscando la forma de cómo funcione y no se dañe el sistema de refrigeración.

Tres detrás de la administración del cuarto frío

En la actualidad hay tres candidatos interesados en rentar esos cuartos, pero Duarte dice que el más cercano a lograr un contrato de arrendamiento es un comerciante del Mayoreo.

Pedro López es el comerciante interesado en rentar el cuarto frío del mercado de Mayoreo y declaró que ya tiene dos meses de haber solicitado ese permiso y que está a la espera de la respuesta.

“Ese cuarto está inhabilitado desde hace varios años, hay un periodo en el que hay que reparar toda la maquinaria de enfriamiento, todo el sistema de estructura entonces requiere de uno a dos meses para echarlo andar”, añadió López.

Duarte agregó que se plantea traer papas semiprocesadas y aros de cebolla de Europa, “y desde aquí distribuir al sector de consumo institucional, hoteles, restaurantes, supermercados”.

Este cuarto frío tiene una capacidad de almacenamiento de trescientas toneladas y se pueden almacenar hasta 4,970 quintales de hortalizas, vegetales y frutas.

No hay cultura

El gerente de Commema del mercado de Mayoreo, Denis Duarte, apuntó que otro de los factores que no contribuyó al uso de los cuartos fríos es que “los comerciantes están acostumbrados a manejar sus productos al ambiente: compran plantíos, los venden a sus clientes que son mayoristas, y ellos se los llevan a los mercados en ambiente. “Cuando se mete un producto en cuarto frío, tienen que darle en su vida útil siempre la cadena de frío”, afirmó. En el caso del Mercado Iván Montenegro, según Catalina Obando, representante de los vendedores de productos lácteos, dice que solo el queso mozzarella y frescal se refrigera, el resto lo salan por encima, lo meten en doble bolsa y lo guardan.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: