Más de 830 mil familias fueron beneficiadas con el subsidio eléctrico en la tarifa social

Aunque hasta la fecha el INE no ha presentado las estadísticas completas, se estima que el subsidio en la tarifa social cierre en unos 64 millones de dólares, explicó Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor.

Subsidio, tarifa de energía eléctrica, Nicaragua, energía eléctrica

Nicaragua es el cuarto país en América Latina con mayor filtración en los subsidios de energía y el séptimo en destinar mayor proporción de su Producto Interno Bruto (PIB) para sustentar ese subsidio. LAPRENSA/ARCHIVO

Hasta el mes de noviembre el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), reporta que se invirtió  58,726,804.86 millones de dólares  en el subsidio a unos 830,983 clientes  con consumo residencial menor o igual a 150 kilovatios hora.

Según la información pública en la página del INE, desde julio del 2005 se comenzó a subsidiar a la población, para entonces el subsidio representaba un millón de dólares y los beneficiados eran  436,408 usuarios. Posteriormente el número de usuarios fue incrementando, al igual que la inversión, de tal manera que el año que más se invirtió en la tarifa social fue en el 2014, cuando se pagó 66 millones de dólares y los beneficiados fueron 741,896.

Lea además:Buscan nuevos inversionistas para ejecutar proyecto hidroeléctrico Tumarín

Aunque hasta la fecha el INE no ha presentado las estadísticas completas, se estima que el subsidio en la tarifa social cierre en unos 64 millones de dólares, explicó Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor.

López indica que en el 2016 todavía con la administración de David Castillo en el INE, se subsidio a 794 mil clientes y esto representó una inversión de 61 millones de dólares.

“Cada año venía aumentando la cantidad de clientes subsidiados y el monto de la inversión, entonces cada vez se volvía más insostenible, por eso el Estado con la presión del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y del FMI (Fondo Monetario Mundial), aceptó ajustar gradualmente el subsidio”, dijo López.

Explica que realmente el subsidio no estaba siendo focalizado porque había personas que no eran pobres, pero eran subsidiadas porque su consumo era bajo, debido a que no permanecen en su casa.

Ajuste gradual y comunicado del INE

Con el decreto 8366, publicado en La Gaceta 237, del 13 de diciembre, entró en vigencia el contrato del préstamo con BID para “Fortalecer el Sector Eléctrico en Nicaragua III”, que incluye el ajuste gradual al subsidio a la tarifa social.

Lea también:Aprueban eliminación gradual del subsidio eléctrico a quienes consumen menos de 150KW/h al mes

La política del subsidio en la tarifa social cambiará como parte del plan de ajuste al sector eléctrico a ejecutar el Gobierno entre 2018 y 2022.

Sin embargo el INE en su página web, publicó a finales del mes de diciembre pasado,  un comunicado informando que la tarifa de energía se mantendrá invariable, sin ningún incremento, durante el primer trimestre 2018.

La decisión fue tomada luego de un análisis de proyección de costos realizado por el INE, en conjunto con el Gabinete de Energía, la Cámara Nicaragüense de Energía y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

La anterior política establecía que quienes consumen hasta 150 kilowatt al mes recibían un subsidio mayor al cincuenta por ciento en su factura. Sin embargo, la nueva política contempla que los porcentajes del subsidio tarifario serán diferenciados en rangos de descuentos del 50 por ciento   a quienes consumen 50 kilovatios al mes, 45% a quienes consuman hasta cien kilovatios y 25% a los que consuman hasta 150 kilovatios.

Afecta el costo de la canasta

Javier Mejía, coordinador del área de recursos naturales de Centro Humboldt coincide con Juan Carlos  López,  del CJSAC al señalar que realmente el subsidio a la tarifa social se tenía que ajustar, porque el número de clientes iba creciendo.

“El problema es que no se sabe si era el momento adecuado para quitarlo, porque esto afectará  la canasta básica, porque es una  demanda inelástica.  es decir el servicio de la energía no es sustituible.  La gente tiene que pagar aunque su costo incremente”, dijo.

Por otro lado la propuesta también dice que en el caso de los jubilados, quienes consuman 150 kilowatt al mes de energía, se les subsidiará el cincuenta por ciento y cuando el consumo sea hasta 300 kilowatt el beneficio será del 25 por ciento y los que consuman más de los 300 kilowatt al mes, ya no recibirán subsidio.