Piden pena máxima para autor de matanza en Costa Rica

El Ministerio Público de Costa Rica pidió pena máxima contra el único sospechoso de degollar a cinco estudiantes universitarios en un apartamento ubicado en el barrio La Victoria, Liberia, Guanacaste, norte del país.

El Ministerio Público de Costa Rica pidió pena máxima contra el único sospechoso de degollar a cinco estudiantes universitarios en un apartamento ubicado en el barrio La Victoria, Liberia, Guanacaste, norte del país.

La fiscal Ligia Lacayo pidió al Tribunal de Juicio de Liberia 35 años de cárcel por cada uno de los cinco delitos de homicidio que habría cometido Gerardo Alonso Ríos Mairena, además 35 años más por una tentativa de homicidio y cinco años por el delito de abuso sexual.

La fiscalía hizo la petición en el periodo de conclusiones del juicio iniciado el pasado lunes, cuya condena podría ser dictada la semana entrante.

En total, la pena solicitada suman 215 años de cárcel, pero la aplicación de la misma no excederá los 50 de prisión, de acuerdo con el código penal vigente en Costa Rica.

Las víctimas mortales son: Joseph Briones Solís, de 22 años; Dayana Vanessa Martínez Romero, de 24 años; Ingrid Masiel Méndez Serrano, de 24 años; Stephanie Hernández García, de 25 años; y el nicaragüense Ariel Antonio Vargas Condega, de 24 años. Además, sobrevivió una menor de edad que en ese momento tenía 14 años.

La representación legal Francisca Mayela Condega García, nicaragüense originaria de la isla de Ometepe, Rivas, y madre de Ariel Antonio, pidió resarcimiento económico por daños causados por la muerte de su hijo, valorado en 20 millones de colones (unos 40 mil dólares), más costos procesales.

Le puede interesar: Condenan a 23 años de cárcel a banda que explotaba a mujeres nicas en Costa Rica

El hecho ocurrió la madrugada del 19 de enero de 2017. Según la fiscal, Aymee Caravaca, Ríos Mairena actuó con alevosía, con total desprecio de la vida y aprovechando que las víctimas dormían en tres cuartos de la casa donde él también vivía.

Lea también: Degollada por su esposo en Costa Rica

La misma fiscal recordó que el sospechoso actuó por una obsesión sexual contra Méndez Serrano, a quien asesinó de último antes de abusarla sexualmente.

Méndez Serrano tenía una relación sentimental con Vargas Condega. Por lo tanto, el sospechoso se ensañó más con él joven nicaragüense.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: