Haydée Castillo: Daniel Ortega «está abriendo heridas que no están sanadas»

Castillo lamentó que estén volviendo a surgir episodios de violencia y confrontación, principalmente porque el orteguismo no permite elecciones libres y justas

Policía de Ocotal

La defensora de derechos humanos Haydeé Castillo. LA PRENSA/ ARCHIVO

La directora del Instituto de Liderazgo de Las Segovias, Haydeé Castillo, expresó que las acciones del gobierno de Daniel Ortega en contra de las alcaldías que ganó la oposición “está abriendo heridas que no están sanadas”.

“Los Acuerdos de Paz firmados en los años noventa establecieron que nunca más íbamos a volver a la confrontación, porque para nadie era un secreto que estuvimos confrontados sandinistas y Contras, y nadie puede ignorar el rol que jugaron los Estados Unidos en atizar esa guerra (…). Y nos costó un mundo, entre la década del noventa y del 2000 reencontrarnos esas fuerzas polarizadas”, dijo Castillo.

Lea además: Haydée Castillo: Los “partidos políticos traicionaron a sus bases”

Castillo lamentó que estén volviendo a surgir episodios de violencia y confrontación, principalmente porque el orteguismo no permite elecciones libres y justas.

“A partir del 2007, con la llegada del orteguismo al poder, recrudece de nuevo la polarización política y en vez de seguir avanzando en el desarrollo municipal, emerge un gobierno a través del orteguismo, que lo que hace es subsumir la política municipal en un control completo de los gobiernos locales, a través del poder ejecutivo”, expresó Castillo.

Reducción de transferencias municipales

El Gobierno redujo el presupuesto de las Transferencias Municipales de las 16 alcaldías que ganaron los partidos liberales en las pasadas votaciones municipales del 5 de noviembre.

Los alcaldes opositores que ganaron alcaldías que antes estaban administradas por los sandinistas han denunciando que estas comunas fueron dejadas en quiebra, con deudas, vehículos dañados y sin entregar reportes administrativos. Además, las instancias comunales, como Centros de Desarrollo Infantil (CDI), Centros Turísticos y otras propiedades y subordinaciones de las alcaldías fueron pasadas a manos del Gobierno central.

Lea también: FSLN y PLC se unen para destituir a presidente de Consejo Electoral Municipal

Particularmente en el municipio de Waslala (ubicado en el Caribe Norte del país), esta semana fue destruida la estatua en homenaje a Enrique Bermúdez Varela, dirigente de la Contrarrevolución en los años ochenta, conocido como Comandante 3-80. Este incidente ocurrió cuatro días después que los sandinistas tomaron posesión de la Alcaldía de Waslala, que antes estaba administrada por un alcalde opositor, que dejó la estatua del Comandante 3-80 como su última obra.

Perdieron oportunidad de paz

El exmiembro de la Resistencia Nicaragüense, Henry Zelaya, considera que los dirigentes sandinistas perdieron la oportunidad que se les dio en los años noventa, de hacer un gobierno en paz cuando regresaron al poder por la vía democrática en 2007.

Le puede interesar: Haydée Castillo: “Este sistema electoral está fallido”

“Se les olvida (a los sandinistas) que en 1990 se les dio una gran oportunidad de que se integraran de nuevo a la realidad nicaragüense y que fueran partícipes en el desarrollo de un país, pero son ignorantes, son fanáticos”, dijo Zelaya.

Zelaya considera que el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), dirigido por Ortega, está abriendo un nuevo ciclo de confrontación, porque no permite elecciones libres y justas.