Norlando Valle está construido para los juegos «duros»

Norlando Valle, de 23 años de edad, es el primer bate y jardinero central de los Tigres de Chinandega del beisbol profesional nicaragüense.

Norlando Valle bateó de 4-4 y fue la bujía de Nicaragua ante Colombia. LA PRENSA/MANUEL ESQUIVEL

La definición de Norlando Valle en lenguaje de scouts es de un bateador puro. Un artillero con gran habilidad en el plato para enfrentar cualquier picheo y con capacidad de hacer ajustes. Pero además de ese “don” de señor bateador, Valle está construyendo una reputación de crecerse bajo presión y tronar en playoffs, como lo demostró al ser nombrado el Jugador Más Valioso de la pasada Serie Final de la Liga Profesional.

“No soy de los que anda buscando lideratos, esas cosas vienen solas, sino me gustan los partidos duros, en los que se debe dar el cien por ciento, como en las finales. Creo que un pelotero se define en un partido de esos. No importa que haya bateado mucho en la temporada regular, si en los juegos importantes no lo hago”, afirma Valle, quien fue nombrado el capitán de los Tigres en la Serie Latinoamericana.

Lea además: Tigres de Chinandega despegan con furia en la Serie Latinoamericana

Valle, conocido ahora como “Gasolina” por  ser quien usualmente prende la mecha en el ataque del equipo, siente que la química entre los jugadores de los Tigres les ha ayudado a llegar más lejos, ganando dos campeonatos en fila en nuestro beisbol profesional.

“Tenemos un equipo muy unidos. Los veteranos ayudan a los más jóvenes, nos dan muchos consejos y eso nos ha ayudado mucho”, opina Valle, quien no solo como bateador ha mostrado mucha mejoría, también con el guante en los jardines.

“Antes jugaba mayormente en la primera base, entonces he venido trabajando para mejorar como jardinero”, asegura.

Cuando concluya la Serie Latinoamericana, Valle se unirá a León para el Campeonato Nacional de Beisbol Germán Pomares y siente que junto a sus compañeros tienen una deuda que llegó el momento de saldar.

“Una meta que quiero cumplir es ser campeón con León. A esos fanáticos le debemos mucho, siempre nos apoyan y ya es hora de que ganemos un campeonato”, valora Valle, quien tenía nueve años de edad en 2003, cuando los felinos se coronaron por última vez.

Futuro

Norlando Valle, de 23 años de edad, es el primer bate y jardinero central de los Tigres de Chinandega del beisbol profesional nicaragüense.

Valle está claro que el beisbol no es para siempre y estudia el segundo año de Ingeniería Industrial.