Félix «El Gemelo» Alvarado embiste y destroza al «Charrito»

“El Gemelo” encontró la llave para abrir el cerrojo del azteca en el segundo asalto al mandarlo a la lona y culminó su trabajo en el cuarto, cuando su rival prefirió quedarse en la esquina.

Félix Alvarado golpea a Sebastián Sánchez en el combate estelar de la noche.LAPRENSA/JADER FLORES

Fue una noche para ratificar la calidad, estremecer al público y dejar nuevamente la sensación que el título del mundo no es una utopía. Félix “El Gemelo” Alvarado (31-2-0, 27 KOs) descifró a un valiente boxeador mexicano, Sebastián Sánchez (12-5-0), que primero aprovechó su corta estatura para entrar en el intercambio en corto, luego su movilidad para salir y tratar de hacer fallar constantemente al nicaragüense, pero nada de eso funcionó. Alvarado no solo ha evolucionado en su boxeo físico, sino en inteligencia sobre las cuerdas. “El Gemelo” encontró la llave para abrir el cerrojo del azteca en el segundo asalto al mandarlo a la lona y culminó su trabajo en el cuarto, cuando su rival prefirió quedarse en la esquina.

Te puede interesar: ¡Rivales confirmados! Félix Alvarado y Melvin López pelearán ante mexicanos

Se puede decir que “El Gemelo” fue exigido no como Fahlan Sakreerin, pero si lo suficiente para que no se viera el mexicano, conocido como “El Charrito”, como un sacrificado, echado a los leones ya sin vida desde el sonido de la campana. En el primer asalto, Alvarado no se precipitó, tomó la reyerta con calma. El muchacho se aseguró en ganar el episodio sin salir lastimado, medir la fuerza y características del oponente para luego ripostar. A partir del segundo comenzó el desborde de Alvarado. Inteligentemente usó su gancho al hígado y lo conectó limpiamente al “Charrito”, este cayó de rodillas, pero se levantó con mucho coraje y la campana lo salvó.

El tercer asalto fue el que definió todo. Alvarado sabía que el ratón había caído en la trampa y solamente debía de continuar el mismo camino para devorarlo. Esta vez se sumó la mano derecha más el gancho al hígado volvió a mandar en dos ocasiones a la lona a Sánchez, que se levantó mostrando buenas condiciones, pero ya no tenía sentido continuar en una pelea en la cual el oponente está hecho de hierro y pega como martillo. “El Charrito” se quedó en su esquina en el cuarto asalto y Félix logró su victoria 31 en su carrera y su séptimo nocaut en fila.

En el combate semiestelar de la noche, Melvin López se reencontró con aquel boxeador prometedor y, en un despliegue de explosividad, liquidó en dos asaltos al mexicano Aramis Solís. López llegó a 13 victorias sin derrotas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: