Audiencia contra pareja camerunesa bajo férreo resguardo policial

Por la mañana la presencia de medios de comunicación en los juzgados era abundante, por lo que mandaron a cancelar la audiencia inicial de las 9:00 a.m.

Miembros del Cenidh no lograron entrar a la audiencia de acumulación de causas de los cameruneses, donde dieron la tramitación compleja de la causa. LA PRENSA / C. VALLE

Bajo sigilo y con alto resguardo policial siguen manejando el proceso judicial contra los cameruneses Magloire Tchamani y Mary Atanga Frinwie, quien vino en diciembre pasado a reclamar a Nicaragua el cadáver de su hijo Mbang Atanga, migrante irregular asesinado por miembros del Ejército en mayo de 2017.

La causa está radicada en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua, donde el viernes el juez Henry Morales admitió unir el expediente en el cual acusan a los nicaragüenses Kiver Martínez, Yasser García y Byron Jarquín, radicado en Rivas y el de los cameruneses en Managua, aunque las defensas se opusieron por considerar que es un acto procesal defectuoso e ilegal.

Lea además: Definen fecha para audiencia especial contra cameruneses este 26 de enero

Socorro Meléndez, abogada de Kiver Martínez, se opuso a la acumulación de causas argumentando que este ya había sido enviado a juicio desde noviembre de 2017, lo que causa daño a su defendido porque están retardando el proceso. De igual manera se opuso el abogado de Byron Jarquín, pero finalmente las causas fueron acumuladas por el judicial.

migrante asesinado, Ministerio de Gobernación
Los cameruneses Magloire Joseph Tchamani y Mary Frinwie Atanga Azehfor permanecerán en prisión preventiva hasta enero de 2018.
LA PRENSA / ARCHIVO MANUEL ESQUIVEL

“El artículo 24 del Código Procesal Penal dice que no cabe la acumulación de causas cuando una de ellas ya fue remitida a juicio, que es el caso de Rivas”, explicó Meléndez.

Cenidh fuera

Previo a la realización de la audiencia inicial y la de acumulación de causas, se presentó a los juzgados Wendy Flores, abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), para asistir a los cameruneses debido a que estos en diciembre de 2017 acudieron a esta organización en busca de ayuda por violación a derechos humanos, pero no pudo ingresar a la sala donde realizaron la audiencia en privado.

Lea también: Pareja de cameruneses acusada bajo sigilo en Nicaragua

“Esta es una muestra más de la violación a los derechos humanos de los procesados, al debido proceso, porque este caso es de interés nacional y por tanto debe ser público”, dijo Flores.

Por la mañana la presencia de medios de comunicación en los juzgados era abundante, por lo que mandaron a cancelar la audiencia inicial de las 9:00 a.m. y la pasaron para las 2:00 p.m.

A las 2:30 p.m. el juez Morales mandó a traer con los guardas de seguridad a los abogados defensores Socorro Meléndez, Álvaro Ramírez y otro abogado de Rivas, y los llevaron al otro lado del edificio donde el acceso es restringido. “Realizaron la audiencia en una sala que tienen muy bien equipada para los casos de relevancia que quieren ocultar”, dijo una fuente judicial.

Le puede interesar: Costa Rica no vincula al camerunés Mbang Atanga Azehfor con tráfico de migrantes

La audiencia se celebró bajo férreo resguardo con la presencia de unos 100 policías, dijeron los asistentes.

No investigan en Costa Rica

Junto a los cameruneses fue acusada Ana Yansy López Martínez, quien supuestamente reside en Costa Rica, y se giró en audiencia preliminar orden de captura a la Interpol, pero según el Ministerio Público de Costa Rica, no ha recibido solicitud de auxilio de parte de Nicaragua para realizar allanamiento y captura internacional contra la nicaragüense, quien supuestamente integra una banda de tráfico de migrantes.

Lea además: Acusan formalmente a madre camerunesa que vino a buscar el cadáver de su hijo a Nicaragua

La orden habría sido solicitada por Nicaragua a través de Interpol, el pasado 20 de diciembre. “Tras consultar en sus registros, la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales del Ministerio Público (Oatri) informó que no ha recibido solicitudes de asistencia por parte de Nicaragua, en relación con la persona que usted refirió”, respondió la Fiscalía ante consultas de este medio.

López Martínez, de 48 años, no tiene residencia legal en Costa Rica, país al que ingresó oficialmente por última vez el 18 de octubre de 2017, por la frontera de Peñas Blancas. Durante ese año, ella viajó tres veces entre Nicaragua y Costa Rica por la frontera de Peñas Blancas, según registros de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME).

Lea también: Madre del migrante de Camerún se esfuma de Managua sin dejar rastro alguno

Esta institución explicó que López Martínez “sí estuvo investigada por el delito de tráfico de personas”, pero no amplió más detalles.

Enferma

Mary Atanga, acusada de crimen organizado, está enferma. La procesada lo manifestó a través de un traductor al judicial Henry Morales. Incluso dijo andar en ese momento con fiebre. Su defensor Álvaro Ramírez pidió que la mandaran a Medicina Legal.

Los otros acusados aún tienen balas alojadas en el cuerpo del día del tiroteo con el Ejército donde murió Mbang Atanga. Además, dicen que hay muchos zancudos en las celdas de la DAJ.