El Ministerio de Salud esconde las estadísticas de sanidad en Nicaragua

Desde hace dos semanas fue borrado de la web el Mapa de Padecimientos de Salud con estadísticas que el Minsa publicó a mediados del año pasado.

fiebres

Según los especialistas en Salud para tener una estimación real del alcance de una epidemia, las estadísticas oficiales se deben multiplicar hasta por siete. LA PRENSA/ARCHIVO

Evitar que la población nicaragüense perciba que en los últimos años hubo un repunte de varias epidemias en el país, es la única explicación que encuentra el médico Armando Herrera para que el Ministerio de Salud (Minsa) haya quitado de la web las estadísticas que publicó en junio del 2017 y que daban algunos datos sobre el comportamiento de las enfermedades en Nicaragua.

Desde hace dos semanas el Minsa eliminó el Mapa de Padecimientos de Salud que estaba en línea. En esa página web la institución había colocado todas las estadísticas de salud del año 2016 y cierta información sobre la situación epidemiológica de 2017.

Fue en ese portal web donde el Minsa reveló que la hipertensión arterial es la enfermedad crónica que más afecta a los nicaragüense, que la neumonía es la principal causa de hospitalización, que los infartos son la primera causa de muerte, que el cáncer de estómago es el más común en Nicaragua y que el dengue y la malaria fueron las epidemias que más crecieron en 2016.

Lea: Malaria va en aumento debido a la época lluviosa

“En los últimos años ellos (el Minsa) han querido, a expensas de poner datos incoherentes, acercarse a los Objetivos del Milenio. Hay un acuerdo de ir reduciendo cada año la tasa de incidencia o de prevalencia de la mortalidad infantil, la desnutrición, la tuberculosis, otras enfermedades infectocontagiosas y las pandemias. Entonces, no han logrado una disminución real y han hecho una disminución de papel, transcrita en un escritorio”, explicó el doctor Herrera.

“En este momento se les han disparado (aumentado) las tasas de prevalencia y de incidencia de un montón de enfermedades, hay más muertes por neumonía, la malaria va en aumento. Entonces, los datos del Minsa no concuerdan con los datos que presentan a nivel internacional”, agregó el galeno.

Epidemias repuntaron de 2016 a 2017

A lo que se refiere Herrera es a que las estadísticas, que el Minsa publicó y luego las eliminó, indican que de 2016 a 2017 la epidemia de malaria pasó de 6,209 enfermos a 10,846 casos. Por otro lado, la conjuntivitis aumentó 22 veces al pasar de 4,217 enfermos a 96,206 casos reportados.

Una tendencia similar mantuvo la epidemia de leptospirosis, que pasó de 559 enfermos en en 2016 a 11 fallecidos y 807 casos en 2017. Asimismo, las muertes neonatales pasaron de 947 a 1,016 muertes de recién nacidos. Además, los casos de varicela pasaron de 405 a 1,643.

Le puede interesar: Falta información cualitativa del VIH en Nicaragua

Otras epidemias que tuvieron un ligero aumento fueron las Enfermedades Diarreicas Agudas (EDA) y las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA).

Mientras tanto, las muertes por neumonía pasaron de 278 fallecidos en 2016 a 287 defunciones en el año 2017. Sin embargo, a nivel general los casos de neumonía disminuyeron en ese intervalo al pasar de 141,504 enfermos a 140,735 casos.

Las primeras estadísticas que publica el Minsa en los últimos años

Antes del 2 de junio de 2017, que se publicó el Mapa de Padecimientos de Salud, las únicas estadísticas públicas del Minsa eran los reportes que lee todos los lunes la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo, y en el sitio web de la institución prevalecen hasta el día de hoy las notas del portal oficialista El 19 Digital.

Tras la publicación de este mapa con estadísticas, la investigadora en Salud Ana María Pizarro, dijo a LA PRENSA que los datos eran muy escuetos y que faltaba información cualitativa sobre el comportamientos de epidemias como el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Lea también: Afectados por conjuntivitis en Nicaragua se incrementan en más de 21,312 casos en relación al 2016

“Desafortunadamente desde el 2010 no había estadísticas separadas por edad y sexo de las nuevas personas viviendo con el virus del sida, la tuvimos en el 2015 y desapareció en 2016. Estas estadísticas no permiten conocer más que aspectos generales… No hay información cuantitativa ni cualitativa, datos que nos indiquen ¿cómo llegaron esas personas a adquirir el virus?, se preguntó Pizarro.

Hay que cambiar de estrategia

L a especialista en Salud Pública, Ana Quirós, ha insistido en reiteradas ocasiones que las campañas de fumigación y abatización que mantiene el Minsa no están dando resultados.

“El hecho de que se amplíe la fumigación y la abatización de manera indiscriminada ha contribuido a que la población tenga una falsa sensación de seguridad, creyendo que con eso ya es suficiente y entonces dejan de trabajar en la limpieza”, dijo Quirós.

Un criterio similar ha expresado el epidemiólogo, Leonel Argüello, quien recomendó al Minsa retome las campañas de prevención.

“La fumigación no es la medida principal, es una medida adicional, la fumigación mata el mosquito que está volando en ese momento y que tenga la suerte de que le cayó alguna gotita”, dijo el galeno.

11
personas fallecieron a causa de leptospirosis durante el año 2017, según los datos del Minsa, esto representa un aumento significativo ya que en 2016 no hubo muertes por esa causa.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: