La mitad de extranjeros que pueden votar en Costa Rica son nicaragüenses

Los nicas nacionalizados son 31,166, de un total de 61,668 extranjeros en la misma condición en Costa Rica. Todos están registrados en el padrón nacional.

Personas caminando en la Avenida Central de San José, capital de Costa Rica. LA PRENSA / iStock Photos.

Personas caminando en la Avenida Central de San José, capital de Costa Rica. LA PRENSA / iStock Photos.

El 50.5 por ciento de los extranjeros nacionalizados e inscritos en el padrón electoral costarricense son nicaragüenses, según cifras del Tribunal Supremo Electoral. Ellos están habilitados para votar en las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 4 de febrero.

Los nicaragüenses nacionalizados son 31,166, de un total de 61,668 extranjeros en la misma condición.

Por género, el padrón costarricense contiene 12,599 hombres nacidos en Nicaragua y 18,567 mujeres.

Otras nacionalidades son la colombiana (8,089), salvadoreña (3,938), cubana (2,421), china (2,134), peruana (1,879), panameña (1,612), dominicana (1,380), estadounidense (1,249) y de otras nacionalidades (7,800).

Todos están registrados en el padrón nacional costarricense de 3 millones 322 mil 329 electores; quienes elegirán a presidente, dos vicepresidentes y 57 diputados para el periodo 2018-2022.
La cifra de extranjeros nacionalizados incluidos en el padrón electoral para estas elecciones ha incrementado. Para las municipales de 2016 fueron 52,994, de ellos 26,082 nicaragüenses.

Lea también: Gobierno sandinista perjudica a nicaragüenses en Costa Rica

Análisis sobre el voto de los nicaragüenses

Álvaro Bagnarello Ramírez, periodista independiente nacido en Managua, de padre costarricense y madre nicaragüense, tico por derecho constitucional y con más de treinta años de vivir en San José, la capital, considera que el voto de los nicaragüenses en Costa Rica es significativo e importante.

“Sobre todo cuando hay elecciones reñidas como fue la anterior de 2014 (en primera ronda) y como se vislumbra esta de 2018, donde es muy probable que ninguna de las fuerzas políticas aspirantes pueda ganar en primera vuelta, lo que significaría una segunda vuelta en abril y en esas circunstancias todo voto cuenta y hasta puede ser determinante, como el reciente caso de Honduras”, explicó Bagnarello.

No obstante, el periodista independiente explica que el nicaragüense nacionalizado en Costa Rica no vota en unidad hacia un mismo interés político.
Voto nica disperso

“El nicaragüense en Costa Rica vive disperso por varios factores, porque las oleadas migratorias han sido bastante diferentes en cuanto al origen socioeconómico de la población migrante, y por las circunstancias de tiempo en que se han dado cada una de ellas”, explica Bagnarello.

Otro inconveniente que ha impedido unificar ese voto es que a lo largo de los años de la migración nicaragüense, no se ha fortalecido una organización aglutinante como sí lo tienen otras comunidades en Costa Rica, que a pesar de ser menos numerosas sí acogen y divulgan los intereses de ese grupo en cuanto a promoción de su cultura, por ejemplo.

“En el caso de los nicaragüenses eso no sucede. Cada quien vela por sus intereses y se dedica a lo suyo”, puntualizó Bagnarello.

Lea: Costa Rica pretende darle seguro social a extranjeros recolectores de café

Las elecciones

Esta elección es la más abierta de los últimos setenta años en Costa Rica, por el amplio porcentaje de indecisos que marcan todas las encuestas. Según Demoscopía, en una encuesta para el diario costarricense La República, el 28.3 por ciento dijo estar indeciso y el 14.6 por ciento de los entrevistados aseguró que definitivamente no votará.

En la misma encuesta Antonio Álvarez Desanti, del Partido Liberación Nacional, y Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana, lideran las preferencias de los costarricenses con un 12.7 por ciento y 12 por ciento, respectivamente.

Fabricio Alvarado, el candidato evangélico del Partido Restauración Nacional, se encuentra muy cerca con un 10.7 por ciento de apoyo. Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional, tiene una fuerte caída y se ubica en un 7.3 por ciento.