El Nuncio Fortunatus Nwachukwu se despidió de Nicaragua

El Nuncio apostólico, representante del Vaticano en Nicaragua, agradece al gobierno de Daniel Ortega y reconoce logros “en infraestructura”.

Monseñor Fortunatus Nwachukwu fue nombrado en noviembre pasado como nuevo nuncio ante la Conferencia Episcopal de las Antillas. LA PRENSA/ARCHIVO

Monseñor Fortunatus Nwachukwu fue nombrado en noviembre pasado como nuevo nuncio ante la Conferencia Episcopal de las Antillas. LA PRENSA/ARCHIVO

El nuncio apostólico, monseñor Fortunatus Nwachukwu, se despidió de los nicaragüenses con la celebración de una misa en la Catedral Metropolitana, en la cual agradeció a las personas e instituciones que lo acogieron a lo largo de su trabajo en el país.

Mencionó de forma especial a los obispos, al Gobierno, instancias del Estado y al sector privado. Nwachukwu es originario de Nigeria y llegó a Nicaragua en 2012.

A un día de retirarse de Nicaragua, dijo a medios oficialistas que en el país hay desarrollo y “avances claros a nivel de infraestructura”.


Lea también: La intensa vida de Fortunatus Nwachukwu


Salida afectará a Ortega

Para el sociólogo Oscar René Vargas, la salida de Nwachukwu “implica un cambio en la política del Vaticano en correlación con el Gobierno, el nuncio que venga no va a ser igual”.

Vargas agregó que con el cambio se le va a complicar un poco la situación al gobierno de Ortega, pues ya no tendrá quien haga un trabajo a su favor dentro de la Conferencia Episcopal.

El crítico del Gobierno refirió también que, a la vez, los obispos más independientes van a tener una política de mayor concordancia con los problemas que afectan a la ciudadanía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: