Donald Trump pide al Congreso aprobar una reforma migratoria «segura, moderna y legal»

Trump defendió ante el Congreso, durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión, su plan de una reforma migratoria. Pidió crear un sistema de méritos que "admita a personas que estén capacitadas... amen y respeten" a Estados Unidos.

Donald Trump (c) saluda a su llegada junto al vicepresidente Mike Pence (i) y al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan (d), la noche de este martes para pronunciar el discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, en Washington. LA PRENSA/EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió la noche de este martes a demócratas y republicanos que trabajen juntos en el Congreso para aprobar una reforma migratoria y crear un «sistema migratorio seguro, moderno y legal».

«Unámonos, dejemos a un lado las políticas, para finalmente conseguir hacer el trabajo», dijo Trump en un llamado a legisladores demócratas y republicanos, durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión.

Frente a las dos cámaras del Congreso, Trump defendió los «cuatro pilares» de la propuesta migratoria que envió este mes al Congreso y que incluye el acceso a la ciudadanía de 1.8 millones de indocumentados que llegaron a Estados Unidos de niños a cambio de 25,000 millones de dólares para construir el muro con México.

Puede leer: Estados Unidos autoriza el ingreso de refugiados de 11 países y aumenta medidas de seguridad

Esa cifra de 1.8 millones de inmigrantes es superior a los 690,000 jóvenes, conocidos como «soñadores», que actualmente pueden trabajar y están protegidos de la deportación por el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), cuya vigencia expira en marzo por orden de Trump.

El presidente estadounidense Donald Trump (c) saluda durante su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, en Washington, Estados Unidos. LA PRENSA/EFE

«Bajo nuestro plan, aquellos que cumplan con unos requisitos de educación y trabajo y muestren un buen carácter moral serán capaces de llegar a ser ciudadanos de Estados Unidos», señaló Trump, quien destacó que la cifra de 1.8 millones es «casi tres veces más» de lo que ofreció con DACA su antecesor, Barack Obama (2009-2017).

En este punto, Trump insistió en la necesidad de levantar un muro con México y pidió al Congreso que permita deportar de forma exprés a todos los inmigrantes que crucen la frontera de manera irregular sin importar su país de origen. Actualmente, solo pueden ser expulsados de manera exprés los inmigrantes de México y Canadá.

También: La propuesta de Donald Trump para los “soñadores” enoja a sus aliados en Estados Unidos

Además, Trump pidió al Congreso que acabe con la llamada «lotería de visados para la diversidad», que asigna aleatoriamente hasta 50,000 visados a extranjeros, e instaure un sistema de méritos que sustituya al actual método de reagrupación familiar, conocido por sus detractores como «migración en cadena».

«Es hora de comenzar a avanzar hacia un sistema de inmigración basado en el mérito, que admita a personas que estén capacitadas, quieran trabajar, contribuyan a la sociedad y amen y respeten nuestro país», insistió el presidente.

Lea además: Putin “ofendido” por no figurar en lista de Estados Unidos de rusos sancionables

Hasta ahora, la reforma migratoria de Trump ha recibido una respuesta fría entre los demócratas, y no está claro si los legisladores de ambos partidos podrán llegar a un acuerdo antes del 8 de febrero, cuando expira una ley presupuestaria que la oposición demócrata no parece dispuesta a renovar sin una solución para los «soñadores».

Guantánamo, seguirá abierta

El mandatario anunció, además, ante el Congreso que ha firmado una orden ejecutiva para mantener abierta la cárcel de la base militar de Guantánamo, en Cuba.

«Hoy estoy cumpliendo con otra promesa. Acabo de firmar una orden ejecutiva que dirige al secretario Mattis a reexaminar nuestra política de detención y mantener abiertas las instalaciones de la bahía de Guantánamo», dijo Trump.

Le puede interesar: Donald Trump dice que los “dreamers” podrían hacerse ciudadanos en 10 o 12 años

Con su decisión, Trump anula otra orden ejecutiva que proclamó, en 2009, nada más llegar al poder, el entonces presidente Barack Obama para cerrar la cárcel «tan pronto como fuera posible».

Obama hizo del cierre de la base de Guantánamo una de sus prioridades como presidente y, aunque no logró su objetivo, consiguió ir vaciando el panel al transferir a un total de 196 detenidos a terceros países, con lo que a día de hoy únicamente quedan en esa cárcel 41 presos.

Duro contra la MS-13

En su primer discurso ante el Congreso sobre el Estado de la Unión, Trump llamó al Congreso a acabar con los «resquicios mortales» que permiten vivir a la pandilla conocida como Mara Salvatrucha (MS-13).

«Esta noche, hago un llamamiento al Congreso para que finalmente cierre los resquicios mortales que han permitido que la MS-13 y otros criminales entren a nuestro país», destacó.

Mientras hablaba, Trump se dirigió a dos matrimonios a los que invitó a presenciar su discurso ante las dos Cámaras del Congreso.

Lea además:  Donald Trump insiste que muro fronterizo será pagado “directa o indirectamente” por México

Las dos parejas perdieron a sus respectivas hijas, Nisa Mickens y Kayla Cuevas, en septiembre de 2016, cuando fueron «brutalmente asesinadas» en lo que las autoridades atribuyen a una serie de crímenes perpetrados por la Mara Salvatrucha en Long Island, en Nueva York.

«Todos en Estados Unidos estamos sufriendo por ustedes. Y 320 millones de estadounidenses están velando por ustedes. No podemos ni imaginar la profundidad de vuestra pena, pero podemos asegurarnos que otras familias nunca tengan que soportar este dolor», les dijo el gobernante.

Lea:  Donald Trump reinventa la estrategia militar de Estados Unidos en un año de gestión

En ese punto, Trump aprovechó para pedir al Congreso que le ayude a sacar adelante sus propuestas migratorias y aseguró que «las comunidades de inmigrantes» también se beneficiarán de sus ideas.

«Durante décadas, las fronteras abiertas han permitido que las drogas y las pandillas lleguen a nuestras comunidades más vulnerables. Han permitido que millones de trabajadores con bajos salarios compitan por empleos y salarios contra los estadounidenses más pobres. Lo más trágico es que han causado la pérdida de muchas vidas inocentes», dijo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: