Polos de Desarrollo fueron la raíz del conflicto en el Caribe

Problemas en el Caribe surgieron con beneficiados con estos proyectos

El origen del conflicto por la tierra que llevó a algunos comunitarios en el Caribe a crear autodefensas, surgió con los beneficiados de los polos de desarrollo en los años 90, dice defensora indígena. LA PRENSA/ARCHIVO

Los antecedentes de los llamados Polos de Desarrollo en el Caribe Norte son desastrosos, dice la presidenta del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan), Lottie Cunningham, quien recuerda que durante la década de los años noventa, el Gobierno los creó para beneficiar a exmilitares.

Sin embargo, posteriormente los beneficiados vendieron los recursos otorgados sin haber respetado a las autoridades indígenas y tradicionales, con lo cual iniciaron los conflictos. Cunningham indicó que desconocen cuál es el fin de crear esos Polos de Desarrollo, pero recordó que ese fue el origen del conflicto de la propiedad indígena, pues con ellos empezó la tala ilegal de madera y continuaron con las minas.

Lea también: Indígenas, los más afectados por la pobreza en Nicaragua

“Claro, que ellos están pensando crear esos famosos Polos de Desarrollo que han creado problemas. Eso lo han creado para crear conflictos entre los mismos indígenas”, reiteró Cunningham quien puso de ejemplo, una situación que enfrentan comunidades por el lado de Layasiksa 2 y la Laguna de Kukalaya, en el territorio Prinzu Awala, cuyos líderes comunitarios denunciaron ante Cejudhcan que el Gobierno territorial permitió la presencia en su comunidad de la empresa Cacao, sin su consentimiento.

En diciembre pasado, más de 175 familias fueron llevadas a esas comunidades, bajo el argumento que trabajarán para esa empresa, pero lo hicieron con la exclusión de la comunidad, la que debió dar el consentimiento.

Y luego el Gobierno territorial acordó con algunos de esos más de tres mil colonos contratos de arrendamiento de 8 dólares por hectárea. “Es un montón de corrupción que se está haciendo, porque no se ha querido hacer el saneamiento, de acuerdo a la Ley 445”, dijo Cunningham.

Deben pagar a comunidades

Dolene Miller, miembro de la Comisión Técnica de la Alianza de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua, esos Polos de Desarrollo no se pueden crear, si no se resuelve el conflicto de la propiedad, que es el proceso de saneamiento. O de lo contrario, deben pagar beneficio a los gobiernos comunales.

“Los que vamos a salir con desventaja son las minorías étninas”, dijo Miller, quien estimó que con este proyecto el Gobierno pretende “mayor colonización, mayor invasión, mayor uso de las tierras comunales”.

“Al crear eso, se pierde ese beneficio a la comunidad y no es que ahora los negros y los indios quieren vivir explotando a otros. Sino que la ley te regula ese derecho, y eso el Gobierno no lo quiere respetar”, sostuvo Miller.

Lea además: Indígenas también sufren los estragos de la deforestación en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: