En persecución a sujeto, agentes policiales de Rivas lesionan a menores

Molestos se encuentran los familiares de dos niñas de 13 y 14 años que fueron lesionadas por agentes policiales de Rivas que daban persecución a un sujeto

La menor de 13 años tendrá que usar muletas durante 15 días, debido a un esguince causado por dos agentes que la botaron. LA PRENSA/R. VILLARREAL

Muy molestos se encuentran los familiares de dos niñas de 13 y 14 años que fueron lesionadas por dos agentes policiales que daban persecución a un sujeto para capturarlo y en la carrera irrumpieron en un rezo de novenario de un difunto, golpeando a varias personas.

Se buscó al comisionado mayor Yuri Valle, jefe departamental de la Policía de Rivas, pero se informó que no se encontraba, tampoco respondió llamadas y mensajes.

Puede interesarle: Una mujer busca un lugar donde vivir con sus cuatro hijos en San Jorge, Rivas

Alba Rosa Jerez González, de 53 años, se encontraba en la sala, donde realizaban el último rezo del novenario por el fallecimiento de su progenitor, a las 4:20 p.m. del domingo, cuando fueron interrumpidos por dos policías que entraron a toda carrera, empujando a todo mundo.

“Golpearon a mi nieta y una sobrina, a una le torcieron el pie y a la otra le fracturaron la mano izquierda y lo peor es que la niña es zurda y se va a atrasar en el colegio, en los primeros días de clases”, detalló Jerez.

También lea: Recién nacida encontrada muerta en Rivas no fue remitida a Medicina Legal

Dijo que los hechos ocurrieron en la casa de sus padres en el barrio San Francisco de Rivas, donde había más de 300 personas que habían regresado de misa.

“Nosotros no estamos en contra de que persigan a los que andan cometiendo delitos ni estamos pidiendo ni un peso, porque las niñas fueron atendidas en el hospital, pero lo que pedimos es que la Policía tenga más respeto por la población civil, porque si nos hubieran pedido permiso, nosotros mismos le ayudamos a capturar al que perseguían”, expresó Jerez.

Lea también: Radios católicas listas para transmitir en Rivas y Boaco

Jessica Gutiérrez dijo que se encontraba en la cocina, alistando la comida que repartirían en el rezo, cuando escuchó el alboroto.

“Ahora la Policía dice que ellos no entraron a la casa y que al que buscaban era familiar de nosotros y ninguna de las dos versiones son ciertas. Ellos sí entraron y hasta dejaron botada la llave de una moto en la sala de la casa y como no hallaron la llave, la moto la subieron a una patrulla y se la llevaron, nosotros ya entregamos esa llave a la Policía”, explicó Gutiérrez.

La menor de 14 años resultó con una fisura en su mano izquierda luego de ser empujada por un agente policial contra la pared. LA PRENSA/R.VILLARREAL

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: