La Haya delimita fronteras entre Nicaragua y Costa Rica

En el Pacífico están en disputa, aproximadamente, 30,000 kilómetros cuadrados; en el Caribe, Costa Rica pretende aguas que ya la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ya dio a Nicaragua

Nicaragua y Costa Rica, Nicaragua, Costa Rica, La Haya, lo más visto, lo más leído, las más leídas

La isla de Harbour Head quedó enclavada en medio de tierra, agua y manglares costarricenses. LA PRENSA/ARCHIVO

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya delimita este viernes las fronteras marítimas entre Nicaragua y Costa Rica en el Pacífico y el Atlántico, y ya decidió en la madrugada que Managua debe pagar a a San José por los daños causados por Edén Pastora en los humedales ticos, 378, 890 dólares y no los 6.7 millones en que los costarricenses habían cuantificados los daños.

El experto en Derecho Internacional, Mauricio Herdocia, calcula que en el Pacífico están en juego aproximadamente 30,000 kilómetros cuadrados de aguas, mientras que en el Atlántico Costa Rica pretende parte de la plataforma marítima que ya la CIJ regresó a Nicaragua en la disputa con Colombia.

Lea también: Costa Rica acusa a Nicaragua de querer mutilarle su territorio

Herdocia explica que Costa Rica “pretende recuperar por la vía de la sentencia de la Corte lo que en su momento había concedido a Colombia con el tratado Fernández Facio y todavía ir más allá”.

El tratado Fernández Facio fue firmado por Costa Rica y Colombia en 1977, en el que los ticos le conceden a Bogotá parte de la plataforma marítima que ya la CIJ decidió mediante sentencia que pertenece a Nicaragua.

“La línea que está proponiendo Costa Rica es una línea que se interna completamente en los territorios que la Corte Internacional de Justicia ya le había concedido a Nicaragua en lugar de contenerse en el tratado Fernández Facio”, refiere Herdocia.

Le puede interesar: 7 disputas entre países de América Latina que deben resolverse ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya

“Costa Rica ha dicho, ‘yo no he ratificado ese tratado’, pero la verdad es que en la práctica lo ha venido ratificando. Y hay otros tratados suscritos por Costa Rica que reconocen las coordenadas del punto del tratado Fernández Facio”, dijo.

Herdocia cree que un triunfo para Nicaragua sería que la CIJ reconozca que el límite máximo que pueda pretender Costa Rica en el Atlántico es el que ya gozaba con el tratado Fernández Facio.

Nicaragua argumentó en la CIJ que la frontera marítima debe trazarse en las primeras 200 millas náuticas, establecida en los tratados marítimos internacionales y después conectarse con el punto del tratado Fernández Facio.

“Costa Rica, por su parte, no se considera ligada por el tratado, lanza una línea de proyección que invade completamente los espacios marítimos que la Corte Internacional le reconoció a Nicaragua”, ratifica Herdocia.

Los límites de Punta de Castilla

En el Atlántico el otro punto en disputa es dónde termina la frontera terrestre, después que la CIJ decidió que Costa Rica tiene soberanía sobre 2.5 kilómetros cuadrados ubicados al norte de la nicaragüense isla de Harbour Head.

“Nosotros sostenemos que en la esquina este de (Harbour Head) está la extremidad de Punta de Castilla y que la frontera dice el Laudo Cleveland de 1888 y los Laudos Alexander que la frontera termina en la extremidad de Punta de Castilla, esto fue reafirmado por los expertos que la Corte envió a esta zona: que ahí termina la frontera terrestre y por consiguiente que el mar sigue a la tierra, ahí comienza la frontera marítima”, valoró Herdocia.

Lea además: Dragado conflictivo, caro e insuficiente del río San Juan

“Costa Rica sostiene que a ella le pertenece la franja de arena que comunica el territorio que ella ganó al oeste de la Laguna Harbour Head a 2.5 km con el mar y que el punto de inicio de la frontera va varios kilómetros al oeste de donde se comunica con el río San Juan”, dijo Herdocia.

El doctor Mauricio Herdocia explica con mapas qué es lo que decide este viernes la Corte Internacional de Justicia de La Haya. LA PRENSA/J. FLORES

Si la CIJ da la razón a Costa Rica, Nicaragua quedaría sin acceso terrestre a Harbour Head.

“Eso no puede ser, porque los tres tratados Laudo Cleveland, Laudos Alexander, tratado Jerez Cañas indican que la frontera está en la esquina de la Laguna Harbour Head ahora más metido en el mar por los cambios en el lugar, pero obviamente está ahí”.

Puede leer: Corte de La Haya acepta dos contrademandas de Colombia a Nicaragua

Herdocia explicó que Costa Rica reconoce que la barra de arena que está frente a la laguna y que la separa del mar es de Nicaragua.

“Lo que está en disputa es la franja de arena que separa Isla Portillo (los humedales) del mar Caribe, la gran disputa es dónde está la línea, la proyección y a quién le va a pertenecer esta franja de arena que todos los mapas han reconocido como nicaragüense, pero que ahora también hay un hecho cierto, que ahora está reconocido como costarricense”, dijo Herdocia.

“La Corte va a tener que resolver un punto central y es ¿cómo se comunica la Laguna Harbour Head con el territorio nicaragüense?”, se preguntó Herdocia, quien reconoce que este tipo de situación nunca ha sido abordado por la CIJ.

En el Pacífico

En el Pacífico la frontera entre Nicaragua y Costa Rica es en la Bahía de Salinas. Pero aprovechando un accidente geográfico, como la Península de Santa Elena, San José pretende, según Herdocia, conquistar importantes extensiones de mar que han pertenecido a Nicaragua.

“Cuando Costa Rica hace intervenir el efecto de la Península de Santa Elena y particularmente de Punta Blanca, entonces la línea comienza a subir y a internarse en la proyección legítima de Nicaragua de sus espacios marítimos”, dijo Herdocia.

“Hay que recordar el gran principio de que el mar sigue a la tierra, es decir, que las proyecciones marítimas se forman a partir de las costas de un Estado de la tierra firme y en ese sentido Nicaragua estaría perdiendo una gran porción de su territorio”, valoró el experto en Derecho Internacional.

Le puede interesar: Edén Pastora: nunca estuve de acuerdo con el litigio en La Haya

Según Herdocia, la propuesta de Nicaragua es que no se tome en cuenta el accidente geográfico que empuja la línea hacia espacios marítimos nicaragüenses “y que se haga un trazado limpio entre la costa nicaragüense y costarricense sin darle un peso decisivo a la península de Santa Elena”.

Los escenarios en el Pacífico

“Mi impresión es que la Corte va a buscar la línea equidistante y que posiblemente a los accidentes geográficos de Costa Rica no les va a dar, como pretende ese país, un efecto pleno, sino que disminuido, porque eso haría que la línea sea más justa, más proporcional y más equitativa”, prevé Herdocia.

Lea además: Edén Pastora: “Yo seguía órdenes de Daniel Ortega”

Explica que la jurisprudencia de la CIJ es muy clara en esos casos: “Si un accidente geográfico tiene consecuencias devastadoras sobre la proyección natural de los espacios terrestres hacia el mar, a ese accidente geográfico no puede dársele plena validez.

El experto considera que otro escenario posible es que la CIJ le conceda a Costa Rica la mitad o un cuarto de lo que pide.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: