Una joven recién alumbrada muere tras seis paros cardiorrespiratorios en Siuna

Director de hospital explica que Angélica Cantillano, de 19 años, llegó con restos ovulares, la placenta no salió en su totalidad y eso permitió la endometritis y otras complicaciones que la llevaron a la muerte

Las muertes maternas por causas indirectas no están siendo reportadas por el Minsa. LA PRENSA/ ARCHIVO

La joven Angélica Cantillano, de 19 años, murió la noche del jueves tras sufrir seis paros cardiorrespiratorios, de los que solo se pudo reanimar en cinco ocasiones. La fallecida dio a luz hace cuatro días en su vivienda ubicada en la comunidad San Marco Nasawe, de Siuna, en la Región Autónoma del Caribe Norte, informaron las autoridades locales.

Cantillano sintió dolores y decidió ir al hospital San Carlos de Siuna, pero seis horas más tarde de su ingreso falleció, a pesar de los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida.

Lea además: Muertes maternas mal registradas en Nicaragua

Carlos Reyes Centeno, director del centro asistencial, dijo que Cantillano llegó en estado de grave y de «shock», con infección en el útero.

Cantillano sufrió «desmayo, sangrado abundante, (e) ingresó en condiciones muy graves (al hospital), con infección severa», dijo en su alocusión diaria la vicepresidente asignada por el poder electoral, Rosario Murillo.

Ir al médico

Reyes expresó que las embarazadas deben ser atendidas por personal especializado y que deben acudir a los puestos de salud o al hospital para que se hagan sus controles prenatales para que puedan atender los riesgos de la forma debida.

Lea más en: Nicaragua busca reducir muertes maternas

También dijo que la joven llegó con restos ovulares, la placenta no salió en su totalidad y eso permitió la endometritis y las otras complicaciones que la llevaron a la muerte. El año pasado se registraron tres muertes maternas en Siuna.

El bebé de Cantillano, «de sexo masculino, se encuentra estable en el Hospital de Siuna, siendo tratado por infección neonatal», señaló Murillo.

A mediados del año pasado Nicaragua anunció haber reducido su tasa de mortalidad materna en un 59 por ciento, al pasar de 93 mujeres por cada 100,000 niños nacidos a 38 mujeres por cada 100,000 niños nacidos entre 2006 y 2016.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: