Femicidio frustrado: casi mata a martillazos a su expareja en Managua

Luis Leiva Rocha le propinó a su pareja varios martillazos en la cabeza y en la cara mientras ella dormía. La hija de ambos intentó detener el ataque, pero también fue agredida

femicidio frustrado, femicidio, Managua, Nicaragua, violencia contra la mujer

Luis Alberto Leiva Rocha permanece en prisión por femicidio frustrado y otros delitos. LA PRENSA / M. VÁSQUEZ

La violencia doméstica que vivía Juana López Balladares junto a su hija adolescente, de manos de su expareja Luis Alberto Leiva Rocha casi termina en tragedia el pasado 17 de agosto de 2017 en un barrio capitalino, cuando este le propinó varios martillazos en la cabeza y en la cara mientras ella dormía, por lo cual el hombre fue acusado de femicidio frustrado.

Por estos hechos fue acusado en diciembre pasado por femicidio frustrado, violencia doméstica, lesiones psicológicas graves y lesiones físicas graves.

La causa se ventila en el Juzgado Primero especializado en violencia de Managua, donde la juez Fabiola Betancourt admitió la acusación y el intercambio de prueba. Ahora está a la espera de juicio bajo prisión preventiva por tratarse de delitos graves que pusieron en peligro la vida de las víctimas.

Le puede interesar: Violencia extrema contra mujeres no cesa en Nicaragua, según registros de Católicas por el Derecho de Decidir

Con martillo

El día de los hechos, 17 de agosto de 2017, la víctima estaba dormida junto a él en el piso de la vivienda que alquilaban, cuando se levantó y la tomó del cuello para tratar de asfixiarla, y cuando esta reaccionó empezó a golpearla en la frente y en la cara con el martillo.

La hija adolescente al escuchar los gritos de su madre se salió del cuarto y empezó a defender a su mamá y a pedir auxilio, pero este la agarró también a martillazos. Cuando los vecinos llegaron y gritaron que habían llamado a la Policía, el agresor salió corriendo y huyó en su vehículo.

2014 inició la víctima Juana López Balladares una relación de pareja con el presunto agresor Luis Alberto Leiva Rocha en casa separadas, en abril del 2017 empezó la violencia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: