Pobladores de Huehuete siguen esperando el agua potable

Pobladores de Huehuete, en el municipio de Jinotepe, esperan que las autoridades municipales cumplan con la promesa de llevarles agua potable a sus hogares

Los pobladores de Huehuete mantiene en las calles sus barriles para que la cisterna de Enacal los abastezca de agua. LA PRENSA/M. GARCÍA

Pobladores de la comarca Huehuete, en el municipio de Jinotepe, aún esperan que se cumpla la promesa de tener agua potable por primera vez, luego de que en noviembre pasado las autoridades locales les comunicaran que el servicio llegaría a sus hogares.

Representantes de la Alcaldía y del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se habían comprometido a garantizar agua después de las elecciones municipales, pero solo las tuberías quedaron instaladas.

Puede interesarle: Pobladores de Huehuete amenazan con trancar vía si alcalde no les manda más agua

Desde ese período se les abastece totalmente gratis, a través de una cisterna que manda semanalmente la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), coordinada con la Alcaldía.

“Aquí se instalaron las tuberías pensando que nos iba a venir el agua, pero se burlaron de nosotros, la gente quedó engañada”, dijo Wilmer Javier Vega, habitante de la zona.

También lea: Proyecto sanitario genera disgustos en Carazo

Sostuvo que Enacal les facilita dos barriles de agua los martes y jueves, pero que esa cantidad no es suficiente, porque hay familias que son numerosas.

“Por ejemplo en mi caso somos cuatro y nos tenemos que ir a bañar al río para economizar el agua que ocupamos para cocinar y tomar”, comentó Vega.

Lea también: La odisea de viajar en expresos desde Rivas y Carazo hasta Managua

Maryuri Álvarez se las tiene que estar ingeniando para conseguir agua. “El problema es que yo tengo un niño chiquito y ocupo el agua para lavarle su ropita”, dijo.

Señaló que hasta la fecha las autoridades municipales no han llegado al lugar para brindarles alguna explicación.

Se intentó conocer vía telefónica la versión del alcalde Mariano Madrigal y a pesar que se le marcó en dos ocasiones, no atendió las llamadas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: