Daniel Ortega envió mala señal a Washington con reforma electoral

A juicio del excanciller Francisco Aguirre Sacasa, la administración norteamericana ve con preocupación la falta de voluntad política del presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, al haber reformado la Ley Electoral y no destituir a Roberto Rivas.

El diplomático asegura que «miembros del gran capital también se han sumado explícitamente al movimiento en pro de una Nicaragua democrática». LA PRENSA/ARCHIVO

A juicio del excanciller Francisco Aguirre Sacasa, la administración norteamericana ve con preocupación la falta de voluntad política del presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, al haber reformado la Ley Electoral, en la que se dejó sin funciones al magistrado Roberto Rivas, pero lo protegió con inmunidad, pese a que el 21 de diciembre pasado fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos junto a 13 personas más señaladas como abusadoras de derechos humanos y corruptos en el mundo.

“Al no cortar por lo sano en el tema de Roberto Rivas, no voy a ocultarte que existen serias dudas en Washington de que en El Carmen haya un deseo genuino de cambiar el rumbo político del país”, aseguró.

Lea más en: Orteguismo protege a Roberto Rivas con sorpresiva reforma a Ley Electoral

La presidenta emérita del Comité de Relaciones Exteriores en la Cámara de Representantes, Ileana Ros-Lehtinen, también calificó de falta de voluntad de Ortega la reforma a la Ley Electoral.

“La reforma a la Ley Electoral aprobada por la Asamblea Nacional no es más que otra farsa empleada por Ortega y sus compinches, y no hace nada para avanzar la democracia y el estado de derecho en Nicaragua”, afirmó la legisladora.

Es cuestionado

“En otras palabras, sí se cuestiona la voluntad del comandante Ortega. Mirá, en Washington nadie quiere un enfrentamiento con Nicaragua. Lo que pretenden los parlamentarios norteamericanos es que Daniel retome el sendero hacia la restauración de la institucionalidad democrática. Y esta voluntad se tiene que manifestar a través de una serie de acciones creíbles que hasta la fecha no se han dado”, señaló el también analista político.

Recordó que las relaciones entre Nicaragua y Washington no están en su mejor momento y que por el contrario se deterioran. “Las relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua han estado en franco deterioro desde 2007 por el retroceso en la gobernabilidad política en Nicaragua”, asegura.

Lea más en: Roberto Rivas, historia del magistrado impune

Según Aguirre, desde mediados del 2016, este intercambio de señales se ha intensificado, pero las relaciones entre ambas naciones se complican al ser incluido Rivas en una lista de sancionados y la insistencia de Ortega de mantenerlo en el Poder Electoral.

“En este intercambio de señales, el ‘invisibilizar’ a Roberto Rivas manteniéndolo como presidente con goce de salario –aunque prácticamente sin funciones—es una micro señal que no cambia nada. Más bien sé que es visto en el Congreso como una suerte de burla. O sea que su efecto neto ha sido negativo”, aseguró Aguirre Sacasa.

Panorama internacional preocupante

“Veo francamente preocupante el panorama internacional para Nicaragua si no hay una verdadera apertura hacia la democracia”, indicó el exdiplomático Francisco Aguirre Sacasa.

Para Aguirre, en Washington no se pretende que Nicaragua se convierta en una democracia tan pura,. “pero sí se piensa que los votos de los nicaragüenses se deben de contar y que el país debe de gozar de un estado de derecho”, señaló.

“Creo que veremos más presión, no sólo por parte de la Magnitsky Global sino que eventualmente por parte de la Nica Act. Y de ser aprobada, la Nica Act será la versión del Senado que enfatiza la amenaza que Nicaragua representa para la seguridad del hemisferio por sus relaciones con la Federación Rusa y Venezuela. Este cóctel es altamente peligroso y podría descarrilar uno de los logros indiscutibles de nuestro país: su robusto desempeño socioeconómico“.”, expuso el excanciller.

Lea mas en: Roberto Rivas: emblema de corrupción e impunidad en la Nicaragua de Daniel Ortega

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: