De réferi a «matchmaker», Onofre Ramírez monta veladas sin fines de lucro

A Onofre Ramírez le preocupa la situación que vive actualmente el boxeo amateur. El otrora boxeador de grandes cualidades a nivel casero en los años ochenta, pensó que debía hacer más que ser árbitro en el país

Onofre Ramírez. LA PRENSA/ARCHIVO

A Onofre Ramírez le preocupa la situación que vive actualmente el boxeo amateur. El otrora boxeador de grandes cualidades a nivel casero en los años ochenta, pensó que debía hacer más que ser árbitro en el país, por ese motivo empezó a montar boxeo todos los miércoles en el Gimnasio Nicarao sin nada a cambio, solo la satisfacción de no haberse quedado con los brazos cruzados.

“Actualmente no hay figuras en el boxeo como antes. La etapa de Hermógenes Prado en los setenta, Ernesto Alguera, Nicolás García en los ochenta, Adonis Cruz, Eddy Sáenz por mencionar a algunos en los noventa, ha desaparecido. Por eso quise montar boxeo amateur los miércoles entre escuelas, para que los muchachos vayan desarrollándose. Después de la Copa Alexis Argüello ya no hay más boxeo”, explicó Ramírez.

Hasta el momento se han realizado 71 combates y han participado alrededor de 10 escuelas. “Yo no gano un peso, lo hago por amor al arte, pero si alguien está interesado en dar ayuda a los ganadores con una canasta, sería un gran apoyo”, indicó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: